30 may. 2015

aun la historia.

Faltaban  unos 2 días para la fiesta, los días que tenia llevaba con Ronan de relación era diferente a pesar de todo su malhumor y sus contestas que siempre daba llenas de tiranía, de esos días no volví a tener pesadillas dormía siempre bien e incluso mi cuerpo había cambiado estaba ganando masa muscular  e incluso mis pechos habían crecido, yo me dedicaba a entrenar a los jóvenes en combate, a veces luchaba como entrenamiento con Ronan, el era imparable, rápido con los puños y en reflejos incluso casi más que Leigh, era todo un guerrero nórdico y yo era su princesa.

-       Demonios, no te cansas dijo el cansado mientras se tiraba al piso.
-       Tu tampoco… pero yo te voy a vencer, te lo prometo dije mientras secaba mi sudor.
-       Como siempre el jefe le gano por 4 puntos, dijo Carlos mientras nos daba a cada uno un vaso de agua.
-       Así como ella,  quiero que tengan los reflejos, dijo respirando acelerado Ronan, - si entrenan con fuerza lo lograran dijo motivando a los muchachos que estaban sentados observando.
-       Hola parejita.. dijo zaid mientras entraba con un libro en la mano.

-       Hola amigo, conseguiste lo que te encargue? Dijo Ronan poniéndose serio, le mire sus dos arrugitas en la frente, era algo que le preocupaba
-       Si y a la vez no.. –pausa-  ella se desapareció con el, no sabemos ni siquiera en qué lugar esta, creo que están preparando un ataque, tenemos que estar listos. Dijo  serio mientras cerraba el libro, Ronan estaba sobándose las sienes, mientras fruncía el ceño yo lo tome de la mano dándole apoyo el me miro y me sonrió
-        Tenemos que estar preparados, nada vale estar acá sin hacer nada, tienes que avisarle a la tropa, todos vallan a los rincones del pueblo díganle a los otros que tenemos que prepararnos dijo el mientras se levantaba y sacaba su arma, todos tenemos que estar armados, no sabemos que nos depara, dijo el motivándonos  todos gritaron animados  levantándose de sus posiciones.
-       Ánimos chicos!!  dijo el mientras levantaba el puño  yo le dije te amo el lo miro vio mis movimientos de mis labios, y me guiño el ojo- todos vamos tienen el dia libre, mañana sudaremos todo el dia.- dijo el, los chicos corrieron a la salida quedando Zaid y Ronan conmigo.
-       Todos sabemos querida Evelinne, que te casaras con el señor presente, te tengo que felicitar.. dijo el pausando… nunca pensé que alguien llegara a descongelarlo.
-       Eres bastante indiscreto desgraciado, cállate. Dijo Ronan mientras le quitaba el libro que leia: física moderna… se deslizo el cabello hacia atrás, enserio? Tu lees esto dijo riéndose.
-       Busco explicaciones, dijo el undiendose entre hombros, tu sabes … el destino es extraño y no encuentro explicaciones religiosas, y lo que queda es la física cuántica, el ocultismo, algo fuera de lo normal, para que mi conclusión que fue tomada de lo absurdo, sea creible
-       Acaso has estado leyendo esas historias de los diarios? Dijo Ronan burlándose de el,
-       No, acaso si yo fuera del pasado, estarías conmigo? Dijo el mirándome indiscretamente yo lo fulmine con la mirada
-       Pero que dices? Alguien del pasado? Viajeros en el  tiempo? Ese café que tu tomas estaría adulterado, anda a jugar a otro lado.
-       Pero dime, no me dijiste nada… dijo mirándome a mi fijamente Ronan se fijo en la mirada y me tomo de la cintura.
-       Tenemos mucho que preparar asi que anda a jugar, dijo el lanzándole el cuaderno y pegándolo a la pared.
-       Discúlpame señor, dijo el riéndose mientras corria a buscarlo y se iba
-       Por fin privacidad, pero que absurdas las cosas que el dice, dijo Ronan riéndose,
-       Pero no lo has pensado? Puede que no sea tan absurdo,puede que sea comprensible desde un punto de vista dije mirándolo, el se burlo
-       Enserio? Eso no existe, un dia llega alguien asi del tiempo y termino muriéndome de la risa, que clase de loco se creería tanta fantasia? Tan infantil ese niño, vamos pero no le hagas caso… dijo el mientras me tomaba de la  cintura y me llevaba hacia el.
-       Lo se, es gracioso, dije mientras me acostaba en su pecho.


Al otro día nada era del otro mundo, yo entrenaba mas fuerte, disparábamos, corríamos. El dia se nos paso entre restos de balas usadas y cerveza fría, yo tenia siempre la costumbre de dispararle ha cualquier ser animal que ante mi camino se interpusiera, pájaros, ratones incluso casi le disparo a un perro que iba pasando, era esa costumbre de perro carroñero que me dejaba ante todos como una especie de exhibicionista, mis disparos precisos dejo sin patos a una manada que revoloteo dos veces por el lugar, y casi le deje el cuartel libre de roedores.

-eres increíble, creo que esos patos tendremos que dejarlos a la cocinera de la casa para que vea que hara con ellos
- no te preocupes, pasame un cuchillo, creo que les enseñare a todos como rebanar un pato fresco dije sonriendo,  dispuse a desplumarlo y a sacarle la bala del costado, el pescuezo lo corte al raz con mi cuchillo, ellos se quedaron asombrados ante tales cortadas limpias y a menos de media hora ya tenia todo preparado para tomar un caldo de pato, bueno sin roedores, a todos les dio asco cuando dispuse a tomar la rata por la cola y despulgarla por si a las moscas, incluso pude ver como a Ronan su cara se volvia verde de las nausias. La sopa hervida en fogata, con hortalizas recogidas en el monte, no sabia que se sembraba en ese lugar como hiervas del lugar común papas, y hiervas, otras las mando a buscar Ronan de su casa, y luego de dos patos asesinados se convirtieron en un festin para la hora del  almuerzo,
- te quieres casar conmigo? Dijo bromeando uno de los chicos luego de tomar un trago de la sopa que había hecho.
- sabe a dioses, dijo otro.
- en verdad, eres una caja de  sorpresas, esta sopa me a causado una erección, dijo bromeando Zaid al verlo sonrojado luego de tomar un trago, Ronan lo miro asombrado, no había probado la sopa, luego de probarlo no paro de tomarlas sin decir nada, yo me servi la mia y los mire a ellos comer, me sentía como en casa, podía sentir una que otra lagrima deslizarse en mi mejilla.

Gracias, no sabia que eras tan buena en las armas como en la cocina, no se donde tu no seas buena. Dijo Ronan mientras me daba palmaditas en la cabeza
-       Dijiste que besando soy terrible, asi que en eso y con los tacones por lo visto, dije riéndome. El se sonrio  y me beso frente a todos,
-       Ronan, hay gente. Dije mirándolo apenada.
-       Quien dice que nos miraron? Miralos están mas concentrados comiéndose los restos de tu sopa que viéndonos, además no lo haces mal, a mi me gusta… es como besar una linda gatita sin la lengua peludita dijo el riéndose de mi.yo me moleste un poco.
-       Quiero ver que traeras esta noche para mi, dijo el sonriéndome
-       Acaso voy a ser tu cocinera ahora? Dije riéndome.
Con esa mano, eres mi querida francotiradora preferida, y mi cocinera privada, dijo el griñandome el ojo, esta noche quiero ver que tan -       buena eres con esa mano, dijo el riéndose mientras se alejaba.

creando un vinculo

Todo era muy lindo lo que veía a mi alrededor, jamás había estado en un sitio asi, era algo mágico, las flores el olor a campo, jamás había olido ese olor, en este mundo conocía algunas cosas diferentes que jamás había visto una de esas diferencias era el, me hacia sentir comoda pero a la vez asustada por decirle mi pasado detuvo el carro en un camino de tierra,
-baja- dijo ordenando, eso era muy de el, todo darlo en ordenes, yo baje enseguida y mire todo
-espera dijo el , mientras venia hacia mi, algo mejor… siéntate dijo el mientras se acercaba yo me sente, me tomo de la pierna bajando hasta mis antepierna mirándome acariciándome
- que haces? Dije intentando quitar mi pierna de sus manos, el la tomo con fuerza
-algo, dijo el mientras desataba mis trenzas  y me quitaba la bota y la colocaba al lado y fue a la otra pierna haciendo lo mismo evite sonrojarme
-lampiña? Dijo el riéndose
-porque lo dices? Dije  evitando que la curiosidad se notara en mi rostro
- tu piel es suave, no como la de mi hermana, ella tenia el cuerpo lleno de pelo, enserio tenia mas vello que yo dijo el riéndose, no pude evitar reirme, me quito la otra bota y quede descalza
- te gustara esa sensación de libertad dijo el lo mire y el también estaba descalzo y me sonrio ambos corrimos agarrados de manos la sensación era hermosa de libertad, estaba feliz a su lado el me llevo hacia donde los arboles estaban mas tupidos
- mira son manzanas dijo el mientras me daba una a la boca le pegue un mordisco..
-sabe suave, dulce… jamás había probado una manzana dije apenada.
-enserio? Dijo el sorprendido y le negué.- yo te voy a mostrar mi mundo, dijo el sonriéndome mientras me llevaba mas adentro, corria yo lo seguía riendo, el aire fresco pegaba en mi rostro y  el se veía diferente tan alegre, no era la misma persona que había conocido en ese momento lleno de sangre, ni aquel que me ayudo a amenazar a aquel hombre, ni el que entro en mi vestidor,  de pronto el se dejo caer sobre el césped y yo me fui sobre el, ambos reimos a carcajadas, el me rodeo con sus brazos, yo lo mire fijamente
- yo tengo que decirte algo… dije mientras me colocaba de lado, el me miro..
- espera evelinne.. dijo el..
-como lo sabes? Zaid te lo dijo? Pregunte sorprendida
-en ningún momento, tu misma…. Pero dime… dijo el
-yo… no soy de este lugar, yo no pertenezco ahora a ningún lugar yo soy de un futuro pero ese futuro no se si existe pero yo lo voy a cambiar desde este pasado, -no podía  dejar de ver la cara de sonrpresa que tenia el, continue luego de la pausa- yo tengo un hermano, bueno en aquel momento que vine para aca tenia, tenia tu edad, yo soy parte de una alianza de resistencia, vengo de una dictadura donde incluso e visto gente comerse a otra, en las calles vi cosas horrendas, y mi primer asesinato por defensa propia fue a los 10, el quería intervenir y no lo deje- yo quiero derrocar ese gobierno, neccesito hacerlo, vengar a mis padres a toda mi familia, yo vine por un espejo, es una especie de portal que encontré en la basura y nunca me imagine que me llevaría a este sitio, no se si algún dia eso dejara de servir pero necesito evitar el asesinato de mi hermano y si no me quieres apoyar no lo hagas, no me importa si dejo de existir pero necesito que el viva, porque sin el mi otro yo no va a vivir y toda la alianza se destruirá. Dije luego de soltar aire el me miraba con la boca abierta, no sabia que hacer de pronto sus dos manos me tomaron del rostro, y me miro, se acerco y empezó a besarme, no como lo había hecho Zaid, si no de otra forma diferente,tanto estrés y el me beso, fue algo mágico su lengua se adentro en mi boca y la mia en la de el, fue algo extraño,húmedo nunca pensé que un beso seria de esa forma, el se coloco encima de mi..tomo mis manos y se separo.
- no me importa de donde vengas Evelinne, o natasha, o como te llames, a mi me gustas tu, me encantas… mirate me tienes vuelto loco, no me importa si mataste a tu suegra a tu vecino, no me importa, si dejas de existir dejame entonces vivir todo lo que siento por ti hasta que desaparezcas, se que esto no volverá a repetirse, nadie me había hecho sentir asi, yo soy alguien que no le importa nada, pero tu me importas y por ti dejaría todo lo que tengo y mataria a quien sea que tu pidas, solo dime y yo mataria incluso al sol por estar a tu lado, dijo el luego me beso de nuevo con tanta pasión, que me enloquecía mi primer beso correspondía este, aquel beso casi como el de un perro rabioso, pero este era algo que electrizaba cada rincón de mi cuerpo, sus caricias eran como dos iones distintos, que se magnetizaban eramos como adan y eva en el paraíso.
- esto es amar? Le pregunte
- amar o no, tu me haces sentir como un loco, tu has hecho despertar algo en mi que te digo la verdad, yo no soy de  esta forma, no me haces pensar con claridad, no se nisiquiera que decirte, quizás tu eres mi menester diario ,me  vuelves loco.. quisiera que dijeras mil y un veces que eres mi mujer, te quiero poseer quiero que seas mia y de nadie mas yo no soy asi, me has vuelto un enfermo dependiente de tu medicina dijo el riéndose todo sonrojado.
-yo nose… dije sonrojada, tu me haces sentir extraña  no como tu me dices si no simplemente extraña en mi extraña forma de quererte fría e inexpresiva en algunos  momentos, pero tus besos te digo, me derriten y no se es algo me gusta, es como el sabor de la manzana es suave, crujiente me parece lindo, dije tapándome el rostro.
- quiero verte sonrojada, el me dijo mientras me quitaba las manos de encima de mi cara – te amo, dijo el mientras me besaba el cuello , poco a poco sus besos fueron bajando con mi vestido dejando a la vista la peor combinación de ropa interior un top deportivo y unas chistosas pantaletas de ranitas el no pudo dejar de soltar una carcajada.
- de que te ries? Pregunte algo enojada.
- tu ropa interior, son las ranitas mas simpaticas que e visto dijo el aguantando la risa, eres hermosa.dijo el acariciando algunas cicatrices que se veian en mi cuerpo,- herida de bala?- pregunto el mientras acariciaba una cicatriz que tenia al costado
- si, mi primera herida de combate por asi decirlo, yo no soy como las demás chicas, con pinchazos de agujas  o alguna estupidez, a mi me han herido muchas veces en mi cuerpo y en el corazón,por eso soy asi.. dije algo triste
- a mi me gustas con esas heridas, fría o caliente, yo prometo no herirte tu corazón solo si tu prometes no dejarme. Dijo el acarciando mi cuerpo.
- yo no tengo a donde ir, a donde crees que huiría? Y de que huir si dejara a la única persona que me quiere y la que me hace sentir asi dije sonrojada mirándolo a los ojos, el me beso con pasión con esa pasión que quemaba al propio infierno, su camisa fue despojada dejando sus musculos marcados y también como yo no era perfecto, estaba herido no eramos una pareja común, no eramos modelos,eramos dos solitarios asesinos unidos por un motivo, una luchadora y un mafioso ambos no nos escapábamos de ser los verdugos de muchas personas.

- no quisiera hacerte mi mujer en estas condiciones… dijo el deteniéndose ya cuando no tenia pantalón y estaba yo encima de el. Yo lo mire dada la posición en la cual me encontraba.
- tienes razón, deberíamos esperar. Dije mientras me colocaba a un lado algo acalorada esperando refrescarme.
- yo quiero que sea algo que no olvides, nada de hacerlo en el césped con las hormigas fastidiándonos o algo tan rápido, yo quiero ser contigo alguien especial, porque te amo .. dijo el mientras me acariciaba mi mejilla yo lo tome de las manos
- no merezco esto, dije apenada de cierta forma deprimida
- si lo mereces, sabes? Mas bien no conmigo, yo soy una persona con las manos manchadas de sangre y tu eres; eres una flor hermosa que debe ser tratada con guantes de seda y esa son unas de mis razones … dijo el apenado.
- yo no soy ninguna flor lo sabes muy bien, somos iguales e visto la crueldad con mis propios ojos, e matado para sentirme bien, no soy lo que tu dirias alguien bueno, eres entonces si eres lo que dices, tu eres mi complemento dije mientras juntaba mis manos con las de el.
- te amo evelinne, me quiero casar contigo. Digo el tomando mi mano
- seria lindo, jamás pensé que me casaria.. dije alegre mientras lo abrazaba feliz.
- en la fiesta formalizaremos todo, y cuando tengas que partir, yo ire contigo, no te dejare en ese momento para que asi regreses a mi lado. Dijo el mientras  me besaba con cuidado

- me haces alguien feliz la verdad, te amo.. dije con los ojos llenos de lagrima de felicidad…