28 mar. 2015

continuacion

Ella había amanecido de nuevo en mi cama, era la madrugada y ella dormía encima de mi, no podía evitar esa tentación de abrazarla, de hacerla mia, me hacia sudar frio, imaginar todo lo que había pasado tan solo esa tarde me ponía nervioso, sentir su pequeño cuerpo su pecho, su mirada tentadora que mostraba tanta pasión encerrada, pero ya ese primer beso había sido arrebatado en su propia cara, por su mejor amigo, zaid estaba cavando su propia tumba, decidi rodearla con los brazos, seguía sin despertar, demonios tenia un sueño demasiado pesado, me decía en mi mente, deslize mis manos por dentro de su camisa subiendo, subiendo…
-       Demonios Ronan, controlate… no soy un niño para hacer tales cosas con ella indefensa… me revolvía poco a poco cada demonio que despertaba en mi interior, había estado incluso con mujeres mejores y nada pasaba, nada del otro mundo solo cosquillas y ya, pero con esa niña todo mi cuerpo se agitaba, mis pensamientos eran inclusos mas sucios que los que alguna vez llege a pensar, era un morbo entre amor y deseo, la amaba y la deseaba era una combinación letal para mi….
-       Evelinne, mi nombre es evelinne,  balbuceaba ella…. Entiéndelo… de pronto se monto encima de mi –ella estaba en un sueño, estaba moviéndose como si nadara.. dios mio! Esta niña estaba loca, me decía en mi mente ya no me quedaba cabello que arrancarme de las ganas que aguantaba y mas ella frotándose contra mi cuerpo, era evelinne? Cierto ese era su nombre, ya se me había olvidado incluso, me deslize de debajo de ella y le deje un muñeco de almohadas para que lo fastidiara y me encerre en el baño corriendo.
Me mire al espejo y podía ver un espanto todo sudado de los nervios y palido  y debajo de mi pantalón una erección que no se podía ocultar.
-       Demonios evelinne, me la has puesto demasiado dura, esa pequeña demonio con trastorno de sueño, en un momento esta gritando y en otro momento esta nadando en un mar, pero como me encanta… la adoro esa niña, me siento un enfermo jamás en mis años tenia que caer a estos momentos de desesperación, - me dije a mi mismo mientras frotaba mi miembro con mis manos intentando aliviar aquella presión que en ella sentía.

A la mañana siguiente, termine durmiendo en el piso, luego de pasar toda la madrugada masturbándome sin parar en el baño como no lo había hecho en ningún momento nisquiera de mi adolescencia con frio y con una vecina un tanto escandalosa, me di una ducha fría y me coloque una de mis mejores camisas con unos buenos zapatos y pantalones, Sali de la habitación dejándola a ella en su cama, la sirvienta me vio y se hizo la que no había visto nada, ella tenia un concepto de mi intachable, pero si se hubiera enterado lo que había pasado esa noche en mi baño quedaría mi imagen tachada, la deje en su cama, ella se veía tan inocente delicada sus piernas palidas y con cicatrices me parecían hermosas, su forma en abrazaba su almohada era la cosa mas linda, ella era lo mas lindo que jamás había visto. Sali de la habitación justo para el despacho de papa.

-       Estas madrugando, dijo el mientras dejaba a un lado el periódico.
-       La verdad si, quería ver como la pasaste en la fiesta anoche? Dije mientras me sentaba frente a el
-       Lo típico, se embriagaron pelearon… lo normal ¿Qué puedes esperar de la mafia reunida en el mismo lugar? Dijo el riéndose, yo me rei, luego el se puso serio – la bastarda … ella esta aun con el, me dijeron, ella vive la vida de prostituta de gala según ella, esta con el y me quieren robar los clientes, aunque ella nunca fue una buena negociadora y solo se los folla y a la final nunca quedan en nada y tienen que buscar la forma de matarlos, él eligio una mala negociadora, pensando que tendría nuestra sangre dijo el riéndose
-       Pero papá, recuerda… ella aun.. a lo que el interviene
-       Pero Anouchka, ella demonios, si tuviera su edad me casara con ella, ella si es mi hija … sabe hacerle la vida pedazos a los que desea, y eso que es débil, la engordamos un poco mas y esos huesitos demostraran el propio poder que si ella quisiera me mataba a mi sin yo darme cuenta, tiene potencial.. dijo el alegremente
-        Pero padre, ella no es tu hija … ella es evelinne, una niña huérfana, ella esta atormentada de todo eso, ella nisiquiera quiere vivir como vive, y tu la quieres como una pieza de ajedrez, dije enojado.- ella ahora la protejo yo, y te lo digo padre tu la mandas a matar a alguien y lo hare yo por ella, no quiero ver sus manos llenas de sangre… dije  desafiándolo sin quitarle la mirada de encima a mi padre el solo sonrio.
-       En tan poco tiempo Ronan el despiadado de la ciudad termino ilusionado de una pequeña niña? Nunca pensé que veria este momento. Dijo el riéndose estruendosamente
-        No es lo que crees padre, no lo quiero de esa forma, solo quiero que la estadia que ella tiene en este momento.. yo bueno… se me enredo la lengua en ese momento. Mi padre aun seguía muerto de la risa, Sali de la habitación enojado. Desde el otro lado del pasillo aun escuchaba su risa,rumbo hacia la escalera la mire ella estaba del otro lado del pasillo vestida completamente de blanco un vestido delicado color blanco con el pelo suelto y una cinta como bandana.. todo era perfecto… solo con unas botas militares convinandolas con el vestido, algo que me dio bastante risa.. ella se me acerco algo timida.
-       Tengo algo que decirte… dijo ella mientras jugaba con el ruedo de su vestido
-       Te ves bien, dije sonriéndose.
-       Gracias creo, pero en verdad tengo que decirte algo de mi vida.. dijo algo nerviosa ella,  mientras miraba a su alrededor, era algo importante su rostro lucia preocupado.
-vamos primero a desayunar y luego me lo dices si? Porfavor dije mientras bajaba, ella estaba atrás llamándome y luego me siguió al comedor ambos nos sentamos en los extremos, luego llego mi madre seguida de mi padre y ambos se sentaron en sus respectivos puestos empezamos a comer cada uno la mire y comia como un cerdito se servia de todo, huevos, tocino, pan, frutas, era increíble la cantidad de comía que ella comía, después termino de comer y me miro sonrojada, yo me sonríe, al terminar del desayuno nos encontramos en la entrada.
-tengo que decirte algo… dijo ella a lo que yo la interrumpí.
- me lo dirás en un sitio especial que quiero llevarte dije mientras la tomaba del antebrazo y la llevaba a mi carro

- pero espera… dijo ella la monte en el carro y nos fuimos hacia aquel lugar que tanto me gustaba salimos de la ciudad por el camino del la costa este, ella estaba maravillada del paisaje y yo mirándola, el sol iluminaba su rostro la lleve hasta donde los arboles empezaron a tupirse mas dejando ver una campiña.

7 mar. 2015

la fiesta

-¿que habia pasado? pregunto Zaid riéndose de forma picara al ver a ronan todo mojado.
- esa chica, me va a sobrepasar, ella... demonios... dijo el mientras se aflojaba los botones. y se intentaba sentar
- cuidado que me mojas los muebles, ella te produce algo? dijo el con curiosidad. 
- ni lo imaginas, es demasiado para mi, tenerla en mis brazos de esa forma, la hubieras visto, pero pensandolo bien mejor no... tu no puedes verla ni yo, ella es demasiado para nosotros, ella es otro nivel ella. solo ella .. demonios, dijo ronan mientras pasaba sus manos el cabello, mejor prestame uno de tus trajes, necesito quitarme esto o me enfermare, dijo el mientras se desabrochaba toda la camisa, 
- anda, cuidado con lo que tocas dijo Zaid riendose malvadamente, con su comentario con doble sentido, era así ambos sentían curiosidad por aquella chica que se duchaba arriba, delicada y a la vez fuerte, nadie esperaba algo de ella pero ellos si... 

------
- termine, dije caminando torpemente mientras bajaba de las escaleras, abajo esperaba ronan con un traje blanco y pantalón negro  y un lazo y Zaid con un traje todo negro a la medida, y yo bajaba torpemente con unos zapatos sin tacón usando un vestido color dorado con la espalda descubierta y pegado a mi cuerpo con unas pequeñas cintas de tiros que se unían en mi espalda en forma de un laso, al mojarse mi pelo lo había secado con el secador de manos del baño un poco y atado en forma de un bollo de lado y mi cuello era adornado por el collar que me había regalado ronan, me sentía apenada recordando aquel incidente del baño, primera vez que me sonrojaba tanto con un hombre que viera mi cuerpo desnudo aunque eran pocos los que lo habían visto, no eran como hombres si no como mis padres los de la alianza 
- luces impecable a pesar de no tener estilo, dijo zaid de forma sarcástica y mire de reojo a Ronan estaba algo sonrojado. 
- gracias creo, es difícil vestirse así me siento ridículo en verdad , dije apenada mientras me sacaba el vestido del trasero ellos no pudieron evitar no soltar una risita
- no tienes maquillaje dijo zaid? mientras se me acercaba mas 
- maquillaje? dije extrañada..
- brillo, blush, delineador.. esas cosas triviales, dijo el encogiéndose de hombros. 
- no, nada.. dije extrañada.. 
- bueno, dijo el.. de la nada me pego a su cuerpo y sin lograr responder me abrazo y me beso salvajemente aunque eso no se si decir que era un beso, era algo salvaje mordia mis labios salvajemente pero sin romperlos, en eso lo jalo molesto ronan.
- lo siento, dijo el riendose mientras limpiaba sus labios - mirala, ahora tiene los labios rojos y las mejillas rojas, yo estaba asombrada ..
- mi primer.... dije mientras acariciaba mis labios y lo miraba enojada.
- enserio? dijo el riendose... te criaste con las rocas acaso? dijo el riendose.
- dejala en paz dijo Ronan sacudiendolo, enojado- te voy a partir la cara no me importa si eres mi amigo.
- dejalo, no vale la pena, dije tomandolo de la camisa...el me miro enojado y lo solto.- jamas ... repito.. JAMAS le pongas un dedo encima.. dijo el enojado.- estas bien? me pregunto, yo asenti con la cabeza.. - vamonos, dijo el mientras me tomaba del brazo y saliamos nos montamos en su carro, 
- y las cosas? dije con curiosidad.
- mando a alguien a que las busque, vamonos dijo el arrancando el carro rapidamente siguio derecho hacia unas calles, yo lo mire mientras recogia algunos mechones que se me habian salido, el me miro
- lo siento, eso debia ser algo especial para ti... no de esa forma mi pequeña..Anouchka... dijo el. yo sonrie - calma, son cosas que pasan eso seria como un perro que me mordio nada de beso dije sonriendole el me tomo de la mano y sin darme cuenta habiamos llegado a una gran casa blanca y llena de gente el le dejo el carro a el valet y me tomo de la mano yo lo tenia rodeado del brazo me sentia algo extrañada en ese lugar demasiada gente para mi, mire a mi alrededor y todos tenian cara de mafiosos incluso aquellas grandes mujeres todas pintadas y con pelo alborotado, cada una con una copa de licor en su mano y una que otra con un cigarrillo, el olor a humo era parte de la ambientacion, al fondo estaba mi padre falso y mi madre falsa ambos corrieron a abrazarme
- mirate, te ves hermosa... dijo el padre falso mientras tomaba mis manos, casi como tu mamà, dijo riendose.
- ese dorado te queda hermoso, pero ven dejame pintarte algo dijo ella mientras sacaba de su bolso un labial rojo y me lo aplicaba en la boca rapidamente - perfecta. sonrio - mirala, me diras que anouchka no es la mas bella de la fiesta? dijo ella mientras me giraba y con poca gracia yo hacia la vuelta.
- por supuesto, vallan tienen que socializar, dijo el hombre- anouchka atacas a aquel hombre de corbata roja dijo señalando a un hombre , quiero que el deje los negocios con la gritarvia, si algo pasa lo matas. dijo el señalando con fuerza
- cariño, no digas esas cosas... y menos aca con tanta gente. ella no puede hacer esas cosas, mirala es pura... dijo mi madre falsa, se notaba que no me conocia. 
- yo puedo, dije sonriendole, Ronan me tomo del brazo..
- yo voy por ella, no la quiero ver envuelta en estas disputas.... es mejor que se aleje, dijo El mientras encendia un cigarrillo. 
- Quiero que sea la chica, y sera la chica. dijo el molesto.
- calma Ronan, no seria el primero que yo mataria dije mientras me alejaba determinada, poco a poco me acercaba a el,paso un mesonero frente a mi y tome una de las copas poco a poco me iba a cercando mas cuando..
- lo siento señor, dije mientras estaba en los brazos de aquel hombre cuarenton de barba rojiza y ojos azules.
- tranquila niña,a las nenes de tu edad tambien se les sube el licor, dijo el riendose mientras los demas se rian con el
- disculpeme que moje su traje dije apenada..
- yo puedo, calma dijo el mientras se iba al baño, al entrar tenia que buscar la forma que nadiee se diera cuenta... 
- que haces aca? este es el baño de hombres muchachita. dijo el hombre amable mente mientras se secaba el saco. 
- tu sabes quien me mando, dije caminando a su alrededor.... dejaras los negocios con la gritarvia o si no... dije mientras estaba ya detras de el amenazandolo con un cuchillo que habia tomado del bufet
- asi que el mando a una pequeña niña? dijo el safandose de mis brazos.
- pequeña si.... pero limpiese dije mientras le señalaba el rostro el se paso la mano por el rostro y se la miro.. 
- pequeña demonio.. dijo el mientras se limpiaba del traje.
- digame o quiere morir ? dejara el negocio o hara negocios en el infierno con satan? dije mientras jugaba con el cuchillo en el aire.
- ninguna de las dos mocosa ya vas a ver dijo el sacando rapidamente un arma de su bolsillo
- poco calibre para un hombre, dije corriendo rapidamente  a el, el disparo y logre esquivarlo por mucha ventaja dandole una patada al brazo dejando caer el arma y volviendola a accionar logre atajarla mas rapido que el hombre 
- solo quedan dos disparos, o lo ahorras o tu decides el corazon o la cabeza? dije mientras estaba en el piso aun apuntandolo y cargando el arma. en eso la puerta se abrio enseguida. 
-tu rata de alcantarilla dijo ronan del otro lado mientras cargaba el arma
- estoy bien, dije desde el piso, solo lo amenazo, dije sonriendole me levante,- digame o lo ahorras o corazon? dije apuntandolo.
- toma pequeña zorra , dijo el mientras lanzaba unos papeles de sus bolsillos 
- ese es el documento que iba a firmar hoy con la Gritarvia, mas te vale que me dejes con vida o si no te las hare pagar pequeña zorra, dijo el atemorizado..
- largo de aqui dijo Ronan de forma amenazante aun con la pistola apuntandolo el hombre corrio a la puerta y yo le dispare a los pies.
- recuerda, si es mentira ese disparo no sera al piso si no a tu cabeza dije mientras el me miraba horrorizado y se iba corriendo, yo no evite soltar una risita tome el documento y lo ojie, estaba en lo correcto, era una accion con algo que ver un barco y un tal Rodrigo  Gritarvia, 
- toma, dije mientras se lo entregaba a Ronan- hacemos un buen equipo, aunque todo lo hice yo.. agrege riendome el se me acerco.
- no quiero que tus manos se manchen de sangre, dijo el mientras me quitaba la pistola de las manos.
- llegaste tarde, ya eso paso hace muchos años... aun recordaba mi primera muerte tendria apenas unos 10 años, habia pasado de unas palizas infernales a un enfrentamiento con la policia donde tenia que huir, lejos de mi hermano siendo perseguida para capaz y ser asesinada o violada o vendida a los carniceros, logre con un pedazo de hierro atravesarle la cabeza y con la misma pistola que el me habia rozado darle el punto de gracia.- yo no soy pura entiendelo... dije avergonzada al recordar aquellas cosas,
- para mi tu lo eres, por mas que me digas no, tu ahora eres mia, y tengo que protegerte dijo el mientras se acercaba a mi y arreglaba mi tiro que se habia caido. 
- yo no soy de este lugar, existen dos mundos y ya yo no pertenezco a ninguno... dije algo triste recordando todo lo que habia pasado mientras miraba al piso el alzo mi mirada tomandome de la quijada.. 
- dos mundos, dos personas, tu y yo, pero ahora existimos en este lugar; en este instante y para siempre dijo mientras me abrazaba con fuerza yo me deje caer entre sus brazos me sentia tan comoda en ese lugar
- lo hicieron... dijo una voz familiar ambos nos separamos y era el Zaid, desde el otro lado de la puerta mirándonos fijamente, nos separamos inmediatamente y el sonrio.
- su padre los espera… con felicitaciones dijo el mientras después se iba  del baño, ambos nos miramos sonrojados y salimos uno seguido del otro…

Ya en el salón el estaba sentado junto a la señora en una mesa ambos estaban con una copa…
-         Lo acabo de ver salir del baño corriendo, bien hecho niños, son un buen equipo mi querida Anouchka, lo hiciste estupendo, Ronan le entrego enseguida el documento y el lo leyó rapidemante… pueden divertirse niños, pero cuidado guarden para la fiesta de bienvenida de mi querida niña dijo el alegremente mientras se guardaba el documento.
-         Vamos a bailar querida, dijo Zaid tomandome del brazo rápidamente hacia la pista, sin que me dejara completar que no sabia ni siquiera bailar,- ¿eres una estatua? Dijo el riéndose al ver que estaba rigida
-         Dejame ir, no se bailar la verdad. Dije mientras me soltaba de sus manos
-          Enserio  tu mundo es bastante entretenido, sabes tomar un arma y asesinar un pobre e indefenso ganso a varios kilómetros de distancia y hacerle ver el infierno al mismo satan del sadismo pero no sabes bailar? Que chistoso… dijo el riéndose.
-          No te burles de mi, que no soy tu bufon, dije enojada, el me tomo del hombro y llevo mi mano a su cintura y con la otra la tomo, me miro a los ojos era un jazz suave lo que sonaba, -sigueme, dijo el mientras llevaba los pasos a mi me era algo torpe llevarlo rigida como toda una piedra
-         Sabes negociar, no había visto una chica tan sangrinaria como tu, ni siquiera Ronan a tu edad era de esa forma, dijo el dándome una vuelta, eso me gusta… agrego el riéndose
-         La vida golpea a las personas de diferentes formas, dije mirando a Ronan que no nos quitaba la vista de encima,
-         Es verdad, agrego el – eres algo difícil de mantener con ritmo, lo pierdes rápido, necesitas mucha practica, si bailas asi en tu fiesta de presentación seras la comidilla del pueblo, en esta no importa, todos somos gansters o uno que otro político, esta es la reunión de los cabeza, cada uno esta reunido y tu; como ves esta es tu presentación en el mundo criminal, dijo el dándome otra vuelta donde casi perdia el equilibrio en esa Ronan me sostenía
-         Ahora es mi turno, si mi disculpa mi fiel amigo dijo el mientras tomaba mi brazo y me llevaba a otro extremo algo rápido.
-         ¿Qué ocurre? Dije preocupada por la forma que el me tomaba del brazo.
-         No quiero verte bailar con el, me parece descortes, mas bien, no te quiero ver tan provocativa para el, como decirlo.. dijo el enojado y todo rojo de los celos.
-         Que quieres decir? Provocativa? Si tu mismo compraste este vestido.
-         El es un hombre y te mira de cierta forma… no quiero que el te mire de esa forma. Agrego enojado
-         Yo no te entiendo lo que quieres decir, yo hablo con quien quiero.. dije enojada haciendo puchero.
-         Es por mi tu bien, dijo el mientras se despeinaba el pelo- prométeme que no te quedaras tanto tiempo sola con el? Dijo el preocupado.
-         Lo prometo creo.. dije a la ligera.
-         Creo que ya es hora de ir a casa, la fiesta se pondrá mas violenta en un rato. Dijo el mientras miraba a su alrededor
-         Y tu padre? Dije preocupada.
-         Ellos se cuidan, la que debe cuidarse eres tu, todos tienen los ojos fichados en ti, y por eso tienes que andar con piso firme con estas minas dijo el hacia mi oído, vamos me tomo de la mano y me despedi con la que tenia a lo lejos de Zaid que solo me sonrió.

Nos montamos en el carro y nos fuimos del lugar rápidamente, llegamos a la casa y estaba sola yo me fui a mi habitación provisional y mire que en la cama estaban las bolsas de ropa ropa interior que había comprado y me asome al armario y estaban mis vestidos y ningún rastro de los que antes estaban en el, me decidi poner uno de los que había comprado para dormir, un conjunto pijama de color negro era una camiseta grande con varios círculos de colores pintados y un pequeño pantalón de algodón casi a la ras de mi ropa interior me solte el cabello y me aliste  para ir a dormir, pensando en todo lo que había pasado busque el espejo y allí estaba… pedí ver mi otro yo, y estaba en ese mundo como si nada fuera a pasar descansando intente atravesarlo mi mano solo era la que se iba podía sacarla y meterla era un hueco en el espacio, aun faltaba tiempo para que ocurriera ese suceso y allí debía estar yo para impedirlo.


2 mar. 2015

la verdad


- Evelin, tengo 17 y yo... bueno tengo un hermano, digo tenía un hermano, dije algo triste. mientras intentaba hablar, saque la foto del bolsillo.- mira mi hermano y allí está la muñeca ves? tengo solo algunas cosas en mis bolsillos, que me aten a mi realidad, tú tienes razón no pertenezco a este lugar, yo soy... ni siquiera sé de donde soy, pero lo único que sé que mi lugar es algo horrible que contar, tenemos que comer cualquier cosa, las ratas acá abundan, allá son la carne, nunca logre tener una mascota, teníamos que comerlas para sobrevivir, incluso habían personas que comían a sus parientes, nadie tiene valores o ética, mi hermano no creas  que lo comí, agregó riéndome, el murió... miraste bien mi forma de disparar? yo soy una guerrillera, se usar cualquier arma que pase por mi mano igual que mi hermano, teníamos entrenamiento militar, si tengo debilidades en combate cuerpo a cuerpo dígase por la falta de nutrición que poseo pero si tuviera que lanzarte un cuchillo tus ojos terminarían extirpados. Dije sonriéndole, eso es todo, por alguna razón termine en este lugar, y Ronan me salvo en parte, él es un recuerdo de mi hermano y yo sé que no soy ni Anouchka o katherina solo soy Evelinne, una pequeña niña con deseos tal vez de jugar a la casita no?, o solo alguien que no debió existir para que su hermano no hubiera sufrido tanto cuidándome, dije algo triste, podía sentir como una que otra lagrima corría por mis mejillas.
- yo, nunca pensé que tu fueras todo eso, - dijo el tragando en seco mientras me limpiaba las lagrimas con un pañuelo,- eres chiquita, si delicada, huesuda tal vez, tu piel no es algo hermoso que digamos tus manos son pequeñas pero todas lastimadas, en tu cuerpo puedo ver lo mucho que sufriste, ni siquiera sé de donde es ese lugar del que vienes, en ningún lado de este mundo estamos de esa forma, si hay pobreza pero ninguno ha llegado a ese extremo, la pobreza acá fue destruida de nuestro vocabulario hace unos cuantos años, incluso antes del nacimiento del papa de Ronan, el viene de una rama de aristocracia, algo que ni yo me puedo comparar, en este mundo nos matamos pero los menos que sufren son los pobres, yo lo sé, cuando Ronan me acogió fue mi salvación en parte, cuando era pobre nunca llegue probar todo lo que dijiste solo comía a veces dos veces, demonios y yo quejándome en ese momento, pobre niña lo que habrás sufrido, dijo el acariciándome el cabello, de pronto se escuchaba el timbre 
- huelo a cigarro, es ronan dije sonriendo en parte, no me había alegrado nunca por ello capaz era que ya me había acostumbrado a su presencia tan fácilmente.
- evelinne entonces es nuestro secreto? dijo el sonriendo mientras me guiñaba el ojo, - puerta abre- dijo el de pronto la puerta se abrió y estaba ronan detrás de ella con un cigarro 
-están muy cerca dijo el mientras lanzaba el cigarro y entraba 
- acaso tienes celos de que toque a tu chiquita? dijo Zaid sonriendo.
- no quiero que tus manos la ensucien dijo el mientras iba hacia mí y me jalaba del brazo hacia el otro lado del mueble. Zaid soltó una risita yo lo mire. 
- lo siento por ser tan tosco contigo a veces, pero no sé cómo tratarte niña, mírate dijo jalándome hacia el yo me levante,
- que cosa? que miro... dije sin entender
- nada, toma dijo el sacando de su bolsillo una pequeña cajita, me lo coloco en las manos y yo lo abrí, cuando mire era una pequeña tortuga dorada. 
- es enserio? una tortuga? dijo zaid muriéndose de la risa, Ronan lo fulmino con la mirada.
- gra...cias, dije evitando sonrojarme, en la tomo en sus manos - vamos dijo el mientras la tomaba, yo me levante el cabello y el me rodeo para colocarlo.
- puedes bañarte incluso con ella, dijo el sonriéndome, cuando termino de cerrarlo, estábamos frente a frente mis ojos estaban mas abajo de su barbilla era bastante alto en comparacion conmigo era como una pared frente a mi, 
- eres como una hija para mi, dijo el sonriendome notando que incomodaba la posicion que ambos teniamos, frente a frente.
- soy mayor, creo que te dije que tengo 18 años, no tengo 12 como crees, dije intentando pararme de puntillas para verme alta, el sonrio ante el hecho, era extraño , el era un ser extraño, 
- tenemos que ir a una fiesta, ponte algun vestido dijo el mientras miraba la hora.
- no quiero ir a una fiesta, dije algo seria.
- vas a ir! porque yo quiero! dijo el de forma autoritaria mientras me desafiaba con la mirada yo tome las bolsas refunfuñando,
- sube las escaleras la primera puerta a la izquierda, tomate tu tiempo dijo Zaid sonriendo, yo subi las escaleras y entre al cuarto, era un baño empotrado en cerámicas negras y bastante iluminado, me quite la ropa para darme una ducha rápida  entre a la ducha y no sabia como manejarla 
- como mierdas uso esto? dije mientras intentaba prenderla de pronto apreté un botón soltando un chorro de agua caliente quemándome, 
- MIERDAA!!  grite llorando buscando la forma de apagarla quitándome del chorro  ¿como mierdas apago esto!! gritaba intentando salir,- de pronto la puerta se abrio y entro conmigo mientras cerraba la llave dándole a un botón sentí unos brazos que me abrazaban, no evite soltar unos sollozos 
-- soy una inutil dije sollozando, mientras me abrazaba a ese cuerpo.
- cálmate niña, dijo la voz ... era ronan levante  mi mirada.
- lo siento, por ser una carga lo siento, dije llorando, había llegado a mi punto de quiebre el me abrazo y me coloco un paño algo  mojado  .
- calma , tu no eres una carga para mi, dijo el mientras me abrazaba y me rodeaba con el paño.
- todo lo estoy haciendo mal, incluso bañarme, solo intente apretar un boton y lo que hice fue quemarme toda dije llorando, mientras hacia puchero, el no evito soltar una risita, vamos levántate dijo el mientras nos levantábamos y no me soltaba y me enseño en cual botón era mira.. dijo el mientras me mostraba un boton azul 
- una vez, y luego este de la esquina, - de pronto empezo a salir agua tibia no caliente ni fría, el me miro sonriendo, estábamos bajo el agua de una regadera 
- creo que debería irme, dijo el entrando en cuenta la situación que nos unía, luego de darme cuenta estaba desnuda frente a el, mi cabello se había humedecido y caía encima de mis hombros y algunos mechones caían en mi rostro, mi cuerpo enclenque estaba unido al de el mientras mis manos no soltaban su camisa, el estaba todo húmedo igual que yo su traje se había mojado todo, y yo desnuda sin pudor frente a el 
- lo siento dije apartándolo mientras me tapaba con la toalla para que el no viera mi cuerpo, el se dio cuenta y salio corriendo rápidamente, lo siento dijo el apenado. 

continuacion de la otra historia

-  ¿entonces tu pagaras todo esto? dije algo confusa.
- por supuesto... pero solo si me das algo a  cambio dijo el con una sonrisa maliciosa.  Realice unos pasos hacia atrás, media asustada... los animales sienten el peligro y retroceden... mis sensores de animalito se habian encendido
- no es lo que tú piensas, pero si niegas darme lo que te pido puede que te enseñe muchas cosas, sabes yo puedo ser mas sádico que Ronan y no tengo piedad...
- me defenderé... dije  poniendome firme...
- pero... como si yo soy un hombre... no hay bestia mas salvaje que un simple hombre, podras ser muy fuerte y agil, pero cuando un hombre tiene un deseo en su mente, lo consigue y mas si son como yo... no sabes que tipo de persona soy dijo el mientras acariciaba mi pelo, me sentia atemorizada.
- está bien,  te hare caso pero solo si prometes no tocarme... ni hacerme nada ni un solo pelito me tocaras. Dije de forma autoritaria, el se sonrió... - esta bien, no te haria nada sin tu consentimiento, vamos a pagar y luego me dices lo que quiero saber dijo el mientras se levantaba, me estiro la mano y yo la tome, el me ayudo a levantarme.
- ese vestido te queda bien, diré que te lo llevaras puesto escoge algunas cosas, yo veré que te compro... tengo una sorpresa. Dijo el sonriendo mientras miraba los vestidos rojos, agarre algunas cosas que me gustaron y algunos vestidos para complacer a los chicos, los lleve a la caja, la vendedora empezó a registrarlos, mientras yo miraba la ropa interior, La vendedora fue a acercarse
- b, pequeña, dijo ella mientras me señalaba algunos.
- son muy sexys... dije mirando la cantidad de encajes que tenian
- así es mejor, si tienes poco tiene que exhibirlo con actitud, dijo ella mientras me enseñaba uno rojo con encajes negros
- y algo así, no sé... humano? dije algo incomoda.
- pues,  llévate alguno de esos, porque no sabes cuándo puede ocurrir, dijo ella guiñándome el ojo, se agacho  busco al final
- deportivos... dijo ella mientras me los mostraba...
- los quiero... es lo mas conservador... ella sonrio y los llevo a la caja con los que segun ella era los mas adecuados para vestidos y esas cosas, me sente a esperar a Zayd, el salio con un vestido doblado, solo se veia la tela, yo jugaba con la muñeca mientras el pagaba. Yo miraba lo que le pagaba parecía mucho dinero aunque él no mostro ningún signo de preocupación por cuanto se gastaba  simplemente gente con dinero...  el vino con un pocote de bolsas,
- vamos al carro, dijo él mientras él iba adelante de mí, yo lo seguía con algunas bolsas.
- te compraste ropa bonita? pregunto él mientras miraba hacia atrás por encima del hombro
- creo que sea bonita pero me siento ridícula vestida así, dije avergonzada, los vestidos no era lo mío..
- te ves hermosa, dijo el deteniéndose, yo me detuve y él se giro y sonrió, - vamos  a mi casa, allá vamos a comer y luego te llevare a un sitio, necesito hacer un trabajo , me acompañaras? dijo él mientras abría mi puerta.
- está bien.. Dije mientras pasaba. El me sonrió y dejo las bolsas atrás.
- paso a su lado de conductor y encendió el carro podía ver que a la punta del carro, tenía una especie de sirena.
- eso que es ? lo del carro allá? dije señalándola,
- la representación de mi división..  Sirena plateada..  Significa que estamos al lado del jefe.. Como sus damas de compañía, pero en los negocios querida, dijo él mientras pasaba su mano a través de su pelo se colocaba los lentes oscuros, yo lo mire de reojo y él me sonrió encendió el carro y rápidamente empezó a manejar
La brisa pasaba a través de mi cabello y esa sensación era refrescante sonreía, hacia olvidarme de mi pasado, el olor de los arboles, el aire puro ,
- te gusta? dijo el mirándome sonriéndome mientras con su mano pasaba uno de mis mechones detrás de la oreja,
- sí , me gusta esta sensación es como si estuviera volando la brisa en mi rostro, el sol, el aire puro todo tan diferente .. Dije con algo de melancolía,
- después te llevare a ver las praderas, a correr a través de la playa , te llevare a ver muchos lados a los cuales tu tal vez no has ido nunca por eso, yo quiero ser esa persona, dijo tomando mi mano mirándome a los ojos yo aparte mi mano, algo pálida,
- claro Ronan me matara, pero, déjame cortejarte? dijo el sonriéndome
- cortejarme? que es eso? dije algo confusa nunca había escuchado eso de donde venia
- este, pues tutearte, hablarte sin formalidad, dijo el poniéndose algo colorado, eres tan ingenua, dijo él mientras alborotaba mi  pelo
- oye!, dije  con tono quejoso adije apartandome haciendo puchero, no me habia dado cuenta que habiamos entrado a una especie de residencias, me puse a ver todo asombroda , nunca habia estado en un lugar asi,
- tu vives aca? dije sorprendida. mirando las grandes casas de mas de un piso, y casi ocupaban una cuadra..
- si, tal vez no lo se, pero esto no es cerca de donde vive nuestro amigo.. no te has dado cuenta que las casas se parecen en su fachada..  al decirlo eso, me puse a detallarlas, eran con la misma estructura, 3 pisos, pero cada una decorada a su manera, al fondo, de la calle ya terminandola, estaba una, toda de blanco, con un gran cesped verde y unas cuantas florecillas de colores silvestres, el se estaciono enfrente, salio del coche,
- baja , querida niña.. dijo el mientras abria la puerta  me estendia la mano para ayudarme a bajar
- eres tan raro dije tomando su mano. mientras reia algo sorprendida
- son modales, acaso no te los enseñaron de donde vienes? dijo el mientras sacaba una de las cajas, y las veia , mientras seleccionaba cual llevaria a la casa,
- creo que no, de donde vengo son muy diferente a como eres tu , es raro, nunca nadie se habia comportado conmigo como ustedes conmigo.. dije mientras tomaba  mi morral, y lo colgue del hombro..
- vamos entremos en la casa, tenemos cosas que hacer.  y gatitas que vestir, dijo el con una esbozando una sonrisa picara,
- que ? no entendi, dije mientras le seguia, el abrio la puerta colocando su dedo frente a un escaner.
- estas cosas son buenas,cuando te da pereza sacar la llave del bolsillo, dijo el sonriendome la puerta se abrio y entramos yo lo segui a el, miraba al alrededor, todo era blanco, la luz de los ventanales de atras hacia que se iluminara la sala, al fondo habia una escalera de forma de caracol bastante grande la combinacion de colores era blanco, negro y vino, bastante limpio y organizado, el lanzo las bolsas en el mueble.. y se sento.
- ven sientate a mi lado, gatita. dijo el mientras se arreglaba.
- gatita? que clase de apodo es ese? dije mientras sacaba una daga de mi bolsillo del pantalon ..
-  ven y sientate .. lo ordeno. y suelta esa arma que tienes ahi, se que no podras conmigo, quieres sentarte porfavor? dijo el de manera amenazadora, pero a la vez protectora, se escuchaba un poco como cuando mi hermano me amenazaba
- recuerdos- con 7 años-
Evelinne! te e dicho que te sientes a comer!!!  a mi lado!! deja de saltar por ahi con la comida!!! Decia una version de leigh de niño -  recuerdos 12 años - Evelinne sientate a mi lado!! tenemos que hablar!!!!!  suelta esa arma y sientate!!! decia una version ya adolscente de Leigh -
fin de los recuerdos-  No podia dejar de dibujar una sonrisa en mi rostro
- y esa cara no te la conocia. dijo el mientras me sonria,  apoyaba su brazo del espaldar del sofa, yo acedi, no se porque pero no me daba mala espina..  me sente mirandolo
- a ver dime  todo.. dijo el mientras se acostaba y montaba sus pies encima de mi .. los quite de encima de mis piernas y hizo un gesto de niño regañado,
- todo de que? dije con una mirada amenazadora, mirandolo  friamente , sabia que esa sonrisa algo tierna tenia un motivo oculto, un plan maquiavelico tal vez
- tienes que decirme, acaso... crees que me voy a quedar tranquilo mirando como suplantas una identidad que no es tuya? pero..  a decir verdad, nose como  nuestro querido amigo se hizo tan ciego, tal vez porque te le dabas aire a ella cuando era niña, como unos doce años tal vez, pero mirarte  solo tus ojos de asesina, se puede mirar que no eres ella, tu inosencia y ella tenia dos grandes razones dijo mientras el me tomaba de la quijada y me hablaba al decir ese ultimo comentario me hacia sonrojar.
- yo.... no se si decirlo, me da miedo estoy confundida... hice una pausa mirandolo mientras el me miraba con atencion.

- niña, mirate... tu imagen refleja maltrato nada que ver como lo era Anouchka, ella era grande ,si fueras ella en este momento estuvieras en mis piernas seduciendome, ella era la diosa del sexo en este pueblo y creo que de todos y tu.. no tengo que decir nada, mira esas caderss, ningun hombre las a acariciado a menos que sea tu padre para darte nalgadas, dime la verdad cual es tu verdadero nombre "Anouchka"?