7 mar. 2015

la fiesta

-¿que habia pasado? pregunto Zaid riéndose de forma picara al ver a ronan todo mojado.
- esa chica, me va a sobrepasar, ella... demonios... dijo el mientras se aflojaba los botones. y se intentaba sentar
- cuidado que me mojas los muebles, ella te produce algo? dijo el con curiosidad. 
- ni lo imaginas, es demasiado para mi, tenerla en mis brazos de esa forma, la hubieras visto, pero pensandolo bien mejor no... tu no puedes verla ni yo, ella es demasiado para nosotros, ella es otro nivel ella. solo ella .. demonios, dijo ronan mientras pasaba sus manos el cabello, mejor prestame uno de tus trajes, necesito quitarme esto o me enfermare, dijo el mientras se desabrochaba toda la camisa, 
- anda, cuidado con lo que tocas dijo Zaid riendose malvadamente, con su comentario con doble sentido, era así ambos sentían curiosidad por aquella chica que se duchaba arriba, delicada y a la vez fuerte, nadie esperaba algo de ella pero ellos si... 

------
- termine, dije caminando torpemente mientras bajaba de las escaleras, abajo esperaba ronan con un traje blanco y pantalón negro  y un lazo y Zaid con un traje todo negro a la medida, y yo bajaba torpemente con unos zapatos sin tacón usando un vestido color dorado con la espalda descubierta y pegado a mi cuerpo con unas pequeñas cintas de tiros que se unían en mi espalda en forma de un laso, al mojarse mi pelo lo había secado con el secador de manos del baño un poco y atado en forma de un bollo de lado y mi cuello era adornado por el collar que me había regalado ronan, me sentía apenada recordando aquel incidente del baño, primera vez que me sonrojaba tanto con un hombre que viera mi cuerpo desnudo aunque eran pocos los que lo habían visto, no eran como hombres si no como mis padres los de la alianza 
- luces impecable a pesar de no tener estilo, dijo zaid de forma sarcástica y mire de reojo a Ronan estaba algo sonrojado. 
- gracias creo, es difícil vestirse así me siento ridículo en verdad , dije apenada mientras me sacaba el vestido del trasero ellos no pudieron evitar no soltar una risita
- no tienes maquillaje dijo zaid? mientras se me acercaba mas 
- maquillaje? dije extrañada..
- brillo, blush, delineador.. esas cosas triviales, dijo el encogiéndose de hombros. 
- no, nada.. dije extrañada.. 
- bueno, dijo el.. de la nada me pego a su cuerpo y sin lograr responder me abrazo y me beso salvajemente aunque eso no se si decir que era un beso, era algo salvaje mordia mis labios salvajemente pero sin romperlos, en eso lo jalo molesto ronan.
- lo siento, dijo el riendose mientras limpiaba sus labios - mirala, ahora tiene los labios rojos y las mejillas rojas, yo estaba asombrada ..
- mi primer.... dije mientras acariciaba mis labios y lo miraba enojada.
- enserio? dijo el riendose... te criaste con las rocas acaso? dijo el riendose.
- dejala en paz dijo Ronan sacudiendolo, enojado- te voy a partir la cara no me importa si eres mi amigo.
- dejalo, no vale la pena, dije tomandolo de la camisa...el me miro enojado y lo solto.- jamas ... repito.. JAMAS le pongas un dedo encima.. dijo el enojado.- estas bien? me pregunto, yo asenti con la cabeza.. - vamonos, dijo el mientras me tomaba del brazo y saliamos nos montamos en su carro, 
- y las cosas? dije con curiosidad.
- mando a alguien a que las busque, vamonos dijo el arrancando el carro rapidamente siguio derecho hacia unas calles, yo lo mire mientras recogia algunos mechones que se me habian salido, el me miro
- lo siento, eso debia ser algo especial para ti... no de esa forma mi pequeña..Anouchka... dijo el. yo sonrie - calma, son cosas que pasan eso seria como un perro que me mordio nada de beso dije sonriendole el me tomo de la mano y sin darme cuenta habiamos llegado a una gran casa blanca y llena de gente el le dejo el carro a el valet y me tomo de la mano yo lo tenia rodeado del brazo me sentia algo extrañada en ese lugar demasiada gente para mi, mire a mi alrededor y todos tenian cara de mafiosos incluso aquellas grandes mujeres todas pintadas y con pelo alborotado, cada una con una copa de licor en su mano y una que otra con un cigarrillo, el olor a humo era parte de la ambientacion, al fondo estaba mi padre falso y mi madre falsa ambos corrieron a abrazarme
- mirate, te ves hermosa... dijo el padre falso mientras tomaba mis manos, casi como tu mamà, dijo riendose.
- ese dorado te queda hermoso, pero ven dejame pintarte algo dijo ella mientras sacaba de su bolso un labial rojo y me lo aplicaba en la boca rapidamente - perfecta. sonrio - mirala, me diras que anouchka no es la mas bella de la fiesta? dijo ella mientras me giraba y con poca gracia yo hacia la vuelta.
- por supuesto, vallan tienen que socializar, dijo el hombre- anouchka atacas a aquel hombre de corbata roja dijo señalando a un hombre , quiero que el deje los negocios con la gritarvia, si algo pasa lo matas. dijo el señalando con fuerza
- cariño, no digas esas cosas... y menos aca con tanta gente. ella no puede hacer esas cosas, mirala es pura... dijo mi madre falsa, se notaba que no me conocia. 
- yo puedo, dije sonriendole, Ronan me tomo del brazo..
- yo voy por ella, no la quiero ver envuelta en estas disputas.... es mejor que se aleje, dijo El mientras encendia un cigarrillo. 
- Quiero que sea la chica, y sera la chica. dijo el molesto.
- calma Ronan, no seria el primero que yo mataria dije mientras me alejaba determinada, poco a poco me acercaba a el,paso un mesonero frente a mi y tome una de las copas poco a poco me iba a cercando mas cuando..
- lo siento señor, dije mientras estaba en los brazos de aquel hombre cuarenton de barba rojiza y ojos azules.
- tranquila niña,a las nenes de tu edad tambien se les sube el licor, dijo el riendose mientras los demas se rian con el
- disculpeme que moje su traje dije apenada..
- yo puedo, calma dijo el mientras se iba al baño, al entrar tenia que buscar la forma que nadiee se diera cuenta... 
- que haces aca? este es el baño de hombres muchachita. dijo el hombre amable mente mientras se secaba el saco. 
- tu sabes quien me mando, dije caminando a su alrededor.... dejaras los negocios con la gritarvia o si no... dije mientras estaba ya detras de el amenazandolo con un cuchillo que habia tomado del bufet
- asi que el mando a una pequeña niña? dijo el safandose de mis brazos.
- pequeña si.... pero limpiese dije mientras le señalaba el rostro el se paso la mano por el rostro y se la miro.. 
- pequeña demonio.. dijo el mientras se limpiaba del traje.
- digame o quiere morir ? dejara el negocio o hara negocios en el infierno con satan? dije mientras jugaba con el cuchillo en el aire.
- ninguna de las dos mocosa ya vas a ver dijo el sacando rapidamente un arma de su bolsillo
- poco calibre para un hombre, dije corriendo rapidamente  a el, el disparo y logre esquivarlo por mucha ventaja dandole una patada al brazo dejando caer el arma y volviendola a accionar logre atajarla mas rapido que el hombre 
- solo quedan dos disparos, o lo ahorras o tu decides el corazon o la cabeza? dije mientras estaba en el piso aun apuntandolo y cargando el arma. en eso la puerta se abrio enseguida. 
-tu rata de alcantarilla dijo ronan del otro lado mientras cargaba el arma
- estoy bien, dije desde el piso, solo lo amenazo, dije sonriendole me levante,- digame o lo ahorras o corazon? dije apuntandolo.
- toma pequeña zorra , dijo el mientras lanzaba unos papeles de sus bolsillos 
- ese es el documento que iba a firmar hoy con la Gritarvia, mas te vale que me dejes con vida o si no te las hare pagar pequeña zorra, dijo el atemorizado..
- largo de aqui dijo Ronan de forma amenazante aun con la pistola apuntandolo el hombre corrio a la puerta y yo le dispare a los pies.
- recuerda, si es mentira ese disparo no sera al piso si no a tu cabeza dije mientras el me miraba horrorizado y se iba corriendo, yo no evite soltar una risita tome el documento y lo ojie, estaba en lo correcto, era una accion con algo que ver un barco y un tal Rodrigo  Gritarvia, 
- toma, dije mientras se lo entregaba a Ronan- hacemos un buen equipo, aunque todo lo hice yo.. agrege riendome el se me acerco.
- no quiero que tus manos se manchen de sangre, dijo el mientras me quitaba la pistola de las manos.
- llegaste tarde, ya eso paso hace muchos años... aun recordaba mi primera muerte tendria apenas unos 10 años, habia pasado de unas palizas infernales a un enfrentamiento con la policia donde tenia que huir, lejos de mi hermano siendo perseguida para capaz y ser asesinada o violada o vendida a los carniceros, logre con un pedazo de hierro atravesarle la cabeza y con la misma pistola que el me habia rozado darle el punto de gracia.- yo no soy pura entiendelo... dije avergonzada al recordar aquellas cosas,
- para mi tu lo eres, por mas que me digas no, tu ahora eres mia, y tengo que protegerte dijo el mientras se acercaba a mi y arreglaba mi tiro que se habia caido. 
- yo no soy de este lugar, existen dos mundos y ya yo no pertenezco a ninguno... dije algo triste recordando todo lo que habia pasado mientras miraba al piso el alzo mi mirada tomandome de la quijada.. 
- dos mundos, dos personas, tu y yo, pero ahora existimos en este lugar; en este instante y para siempre dijo mientras me abrazaba con fuerza yo me deje caer entre sus brazos me sentia tan comoda en ese lugar
- lo hicieron... dijo una voz familiar ambos nos separamos y era el Zaid, desde el otro lado de la puerta mirándonos fijamente, nos separamos inmediatamente y el sonrio.
- su padre los espera… con felicitaciones dijo el mientras después se iba  del baño, ambos nos miramos sonrojados y salimos uno seguido del otro…

Ya en el salón el estaba sentado junto a la señora en una mesa ambos estaban con una copa…
-         Lo acabo de ver salir del baño corriendo, bien hecho niños, son un buen equipo mi querida Anouchka, lo hiciste estupendo, Ronan le entrego enseguida el documento y el lo leyó rapidemante… pueden divertirse niños, pero cuidado guarden para la fiesta de bienvenida de mi querida niña dijo el alegremente mientras se guardaba el documento.
-         Vamos a bailar querida, dijo Zaid tomandome del brazo rápidamente hacia la pista, sin que me dejara completar que no sabia ni siquiera bailar,- ¿eres una estatua? Dijo el riéndose al ver que estaba rigida
-         Dejame ir, no se bailar la verdad. Dije mientras me soltaba de sus manos
-          Enserio  tu mundo es bastante entretenido, sabes tomar un arma y asesinar un pobre e indefenso ganso a varios kilómetros de distancia y hacerle ver el infierno al mismo satan del sadismo pero no sabes bailar? Que chistoso… dijo el riéndose.
-          No te burles de mi, que no soy tu bufon, dije enojada, el me tomo del hombro y llevo mi mano a su cintura y con la otra la tomo, me miro a los ojos era un jazz suave lo que sonaba, -sigueme, dijo el mientras llevaba los pasos a mi me era algo torpe llevarlo rigida como toda una piedra
-         Sabes negociar, no había visto una chica tan sangrinaria como tu, ni siquiera Ronan a tu edad era de esa forma, dijo el dándome una vuelta, eso me gusta… agrego el riéndose
-         La vida golpea a las personas de diferentes formas, dije mirando a Ronan que no nos quitaba la vista de encima,
-         Es verdad, agrego el – eres algo difícil de mantener con ritmo, lo pierdes rápido, necesitas mucha practica, si bailas asi en tu fiesta de presentación seras la comidilla del pueblo, en esta no importa, todos somos gansters o uno que otro político, esta es la reunión de los cabeza, cada uno esta reunido y tu; como ves esta es tu presentación en el mundo criminal, dijo el dándome otra vuelta donde casi perdia el equilibrio en esa Ronan me sostenía
-         Ahora es mi turno, si mi disculpa mi fiel amigo dijo el mientras tomaba mi brazo y me llevaba a otro extremo algo rápido.
-         ¿Qué ocurre? Dije preocupada por la forma que el me tomaba del brazo.
-         No quiero verte bailar con el, me parece descortes, mas bien, no te quiero ver tan provocativa para el, como decirlo.. dijo el enojado y todo rojo de los celos.
-         Que quieres decir? Provocativa? Si tu mismo compraste este vestido.
-         El es un hombre y te mira de cierta forma… no quiero que el te mire de esa forma. Agrego enojado
-         Yo no te entiendo lo que quieres decir, yo hablo con quien quiero.. dije enojada haciendo puchero.
-         Es por mi tu bien, dijo el mientras se despeinaba el pelo- prométeme que no te quedaras tanto tiempo sola con el? Dijo el preocupado.
-         Lo prometo creo.. dije a la ligera.
-         Creo que ya es hora de ir a casa, la fiesta se pondrá mas violenta en un rato. Dijo el mientras miraba a su alrededor
-         Y tu padre? Dije preocupada.
-         Ellos se cuidan, la que debe cuidarse eres tu, todos tienen los ojos fichados en ti, y por eso tienes que andar con piso firme con estas minas dijo el hacia mi oído, vamos me tomo de la mano y me despedi con la que tenia a lo lejos de Zaid que solo me sonrió.

Nos montamos en el carro y nos fuimos del lugar rápidamente, llegamos a la casa y estaba sola yo me fui a mi habitación provisional y mire que en la cama estaban las bolsas de ropa ropa interior que había comprado y me asome al armario y estaban mis vestidos y ningún rastro de los que antes estaban en el, me decidi poner uno de los que había comprado para dormir, un conjunto pijama de color negro era una camiseta grande con varios círculos de colores pintados y un pequeño pantalón de algodón casi a la ras de mi ropa interior me solte el cabello y me aliste  para ir a dormir, pensando en todo lo que había pasado busque el espejo y allí estaba… pedí ver mi otro yo, y estaba en ese mundo como si nada fuera a pasar descansando intente atravesarlo mi mano solo era la que se iba podía sacarla y meterla era un hueco en el espacio, aun faltaba tiempo para que ocurriera ese suceso y allí debía estar yo para impedirlo.


No hay comentarios: