29 sept. 2016

la verdad



-Khaldun no me dejes, por favor... ¡No me dejes!, yo no te engañado-  dijo la joven cayendo desplomada en el piso llorando que parecía que yo veía lo que ella hacía, el joven me miro con su ojo verde y su ojo miel.
- tengo que hacerlo, me engañaste, y punto-  me entere por mi propio hermano que al volver de la guerra tú te casaste con él, ¿se te olvido esa promesa que hicimos a orillas del Nilo? Éramos solo nosotros dos, -  tú fuiste la única la primera mujer, y yo aparentemente fui tu primer hombre, Pero me engañaste, dudo hasta que fui ese primer hombre que tanto decías-. Dijo el joven empujándola contra el piso, él tenía su torso desnudo de un color delicado color tostado, su cabello negro largo hasta los pectorales usando joyas doradas y una pechera dorada y azul sus ojos eran los mismos que aquel hombre, la mutación genética estaba presente en esos ojos por algún motivo eran como del joven actual. sentí unas ganas enormes de llorar, sentía como si mi corazón se había partido por la mitad.
- khal... dije susurrando volviendo a ver todo a mi alrededor, estaba en la tienda de vuelta, tenía tiempo que no volvía a tener ese poder dentro de mí, eran casi  3 años desde el accidente después que perdí a mi padre cuando yo intente quitarme la vida,  en ese momento fue donde no podía ver esas visiones que me atormentaban durante toda mi infancia y mi adolescencia , pero extrañamente volvieron, ellas   volvían cada vez más nítidas e intensas desde hace unos meses incluso antes de pisar Egipto los sueños recurrentes volvieron a ser más nítidos y mientras más me adentraba a la cultura de  Egipto más  me sentía extraña y más en este lugar al lado de este hombre que dentro de mi dejaba una espina de duda..

 - ¿cómo sabes mi nombre?? Sonrió el como un gato sus ojos brillaban casi como ese animal, daba miedo, me daba miedo pero a la vez no podía dejar de verlo
- ¿yo?. ¿No me lo dijiste? Dije sorprendida mirándolo fijamente. - puede ser, además es hora que recuerdes poco a poco el pasado y lo que hiciste... tu otra vida. Lo que hiciste. La culpa que hace que todo cambiara... -dijo con ira contenida, en el momento logro  tomarme  mas fuerte los brazos me sentí por un momento atemorizada en su mirada se veía el odio, el resentimiento, sentí el dolor punzante en sus ojos atravesándome, si las miradas hubieran matado ya estuviera muerta infinitas veces.

 - Pensar que hace más de 2000 años un pobre joven fue engañado por su amor de su vida, el tercero en la línea de sucesión a la corona de todo el imperio en ese entonces, ella la princesa Amunet fue la encargada de llevar a la desgracia al pobre imbécil - el que  creyó en ellos, pero no todo era su culpa, fue inculpado de un delito y por ironía todos se dieron cuenta del error luego que él estuvo ya muerto, todo fue planeado por su hermano mayor y esa mujer, no por el poder si no por quedarse con la princesa, pero ella lo sabía, lo sabía todo y participo en esa conspiración. dijo aumentando cada vez mas su ira.
- No, no fui yo. No sé de qué hablas... no sé de qué hablas de las vidas pasadas, me das miedo yo no he vivido 2000 años para que me hables de esa forma, seria imposible-  dije forzándome para zafarme de sus manos, las sentía extrañas no por la fuerza si no por la frialdad de ella que me daban miedo, el miedo a lo desconocido y a la vez una historia que me recordaba a mi niñez. A los sueños.

 - por su culpa él fue enterrado vivo, ¿sabes lo que es que los escarabajos te saquen los ojos?no... ¿que te coman vivo parte por parte?, ser roseado por gusanos hambrientos, bañado en excrementos para ayudar a la descomposición, los gusanos dentro de ti, la carne se te reseque encima, estar solo por semanas y no morir, todo por culpa de una mujer. Empezó a reír como loco, me daba miedo yo miraba a mi alrededor buscando la forma de zafarme.
- yo no sé, discúlpame señor Klah me está lastimando el brazo. El joven levanto a la chica de un solo tirón y la tiro en el sofá de espera.

 - poder sentir, poder vivir, poder respirar, ya eso es difícil, todo por ... cuando se me abalanza encima logre colocarle la distancia tomándolo de los hombros, Poco a poco se me nublo la mente... era la misma visión. era una especie de continuación luego de días o meses, no se de tiempos tan lejanos eran de la anterior, Este era otra pero todo era diferente, incluso los sentimientos que sentía, me sentía vacia como si un hueco en mi pecho tenia que me apretaba,  estaba con un chico de cabeza calva y ojos delineados lo conocía de mis sueños mejor dicho, pesadillas, vestía una túnica dorada y ambos estábamos en una cama grande iluminada por luces de velas y candelabros antiguos de fuego.
- ya veo que  mi querida Amunet, no quieres entregarte a mí, porque ya con mi hermanito tenías lo que se dice "pacto de amor" ja- pero  ya sabes que el creyó que lo engañaste, desde que me vio la otra noche entrar en tu cuarto, no veo porque te resiste. decía el riéndose con odio
- me resistiré todas las noches que sean posibles días o años, eres un ser malvado- dijo la chica mientras lo escupía la cara, él se limpió y le dio una cachetada sentí el dolor arder en mi mejilla
- tu serás mía hoy, ya no lo soporto nos casamos ante la ley hace dos semanas y no me has dejado que te tocara, ya él está muerto desde hace meses no veo porque le guardas respeto si para el fuiste tú quien lo denuncio como traidor.- Dijo el hombre enojado mientras le rompía el vestido a la joven, la tomaba de su cabello y la sacudía en la cama golpeándola contra la pared.

 - con que tú fuiste el que le hiciste creer eso, con razón la última noche él me dijo todo eso, no era porque lo creía que era verdad si no que había sido envenenado por un corazón negro y envidioso, veo que eres la basura que siempre pensé que eras, ¡eres una basura despreciable! eres... dijo la chica con desprecio, mientras el la interrumpia tapándole la boca.

- cálmate preciosa, dijo mientras se despojaba de la bata, el estaba ya decidido,  para estar con la muchacha la acariciaba cada caricia daba un dolor en el estomago, luego el saco su lengua, pasándola por su cuello por su cuerpo.

- podrás tener mi cuerpo las veces que quieras, pero jamás, JAMAS  tendrás mi corazón ni mi alma-dijo la chica con ira gritándole , sentía internamente el asco de ese momento la lengua húmeda,la chica se quito de su cabello una Horquilla, y  le clavo la horquilla dorada en el cuello al hombre.
- desgraciada dijo el mientras la golpeaba y ella reía de alivio , él le apretaba el cuello a la chica hasta dejarle sin aire y ella a su vez, cada vez le enterraba más la horquilla en el cuello. - por fin. Dijo ella sonriéndole con odio, poco a poco su vida se fue de sus manos hasta morir ya que ella se  termino en parte ayudando a asfixiarse, el se levanto desangrándose, había sido herido en una vena, el cual ayudadaba a perder mas rápido la sangre, se saco la Horquilla abriendo mas la herida, el no llego a ir a la entrada para morir en un charco de sangre. - ¿que fue eso? dijo el joven mirándome
- yo, ¿tú lo viste? pregunté asombrada- lo vi, Amunet ella, ella estaba aquí. Ella. Dijo el asombrado.

 - Veo que la jovencita tiene el poder de la clarividencia vaya, es una adivina, es obvio con los dones de los dioses, las almas inocentes al renacer son dotados para encontrar la solución de sus problemas de la vida pasada, pero en este caso fue espectacular pensar que mis amigos no hacían esto tan espectacular, pero yo me lucí contigo pequeña, pensé que solo había sido una pizca, pero en verdad fue un maravilloso don que te di- dijo una voz grave riéndose.

- la. La. ¿Estatua hablo?  dije preocupada... - esta moviéndose yo...
- no te vayas a desmayar, él no es una estatua. Es. Dijo khan agarrándome para que no tropezara intentando huir.
- soy el dios Anubis, y él es mi sirviente hasta que consiga aclarar su pasado que será libre para ti Soy el Rey supremo Dios de Dioses Anubis, dijo la estatua de forma arrogante. - la es.Ta..tea, es Arrogante. Está hablando yo. Dijo perdiendo el conocimiento mientras todo se me nublaba a mi alrededor.

 - despierta princesa- despierta, me decía el sacudiéndome de forma suave para entrar en conocimiento mientras me acariciaba con su mano.
- aléjate raro, tu y tu estatua. dije alejándome asustada
- La cosa más rara en este sitio eres tú, Amunet o Vanessa, tu llegaste acá por esa razón tú tienes que liberarme de esa maldición, lo que te dije era verdad estar enterrado vivo por día, semanas incluso meses, creo que fueron más fue Anubis que me salvo todo por el deseo de venganza que me mantuvo vivo, pero mírame, solo soy un pedazo de carne podrida yo,
 - tu. Tu... las visiones todo. Los sueños. Dije asustada, había soñado todo esto era.
- es verdad, son los recuerdos de tu vida pasada, yo soy parte de esos recuerdos. Dijo el tomando mi mano
- aléjate. Dije mientras corría hacia la pared, agarré un gancho y lo utiliza de arma. - por culpa de todo eso fui varias temporadas al psiquiatra decían que estaba loca fui medicada,hasta que aprendí que  no debía decir lo que ocurría en mis sueños, las visiones ver el pasado de la gente todo estaba en mi mente, pero yo.... dije con los nervios de punta.

-si sabemos que es verdad, es verdad lo que sueñas o tienes tus visiones, deja de ser tan pesimista y entiéndelo de una vez, nuestro destino trágico fue escrito, y por fin te encontré, me he mantenido buscándote... la magia es lo que me mantiene vivo en mi rostro, pero ...

- no tienes pulso, dije mirándolo el asintió, - ni pulso ni calor, soy simplemente un cadáver que espera ser liberado de este turbado sueño, solo tú puedes hacerlo...

- yo, ahora siento como si fuera verdad todo esto, lo entiendo todo encaja yo... no estaba loca, no lo estaba.. ¿en verdad existe la magia? los dioses... ¿existen?  

-Amunet... tu siempre estuviste despierta no cambiaste nada, solo naciste un milenio demás... pero mírame, ten piedad de mi y ayúdame, si no quieres... te puedes ir, lo siento por odiarte todo este tiempo
-Khaldun, yo. Entiendo  todo lo que sientes, odio por ser la culpable de todas tus desgracias, lo siento.te liberare... dije sonrojada, lo mire y le di un beso en los labios, se sentían fríos, era extraño. me aparte de el,- si miras mi cuerpo te dará temor, dijo el alejándose, yo le desabotone la ropa, le quite los guantes su cuerpo era el de una momia, lme sorprendi, lo único intacto aparentemente era su rostro, era la magia que lo conservo o el odio, yo bese delicadamente, - este es nuestra despedida, lo siento que murieras por mi culpa yo.... dije acariciándolo suavemente la piel reseca, lagrimas se vertían de mis ojos empapando la camisa de Khal...

- tranquila... dijo el sonriendo, gracias por liberarme. - lo abrazo lentamente y lo vuelvo a besar lentamente, - poco a poco me acuerdo de ese sentimiento, mis memorias de mi vida pasada pasaban por mis ojos cada vez que los cerraba, mi niñez, mi juventud, mi  primera vez a su lado, la primera vez que lo vi.. -Khaldun... te extrañare. La habitación se llenó de luz y la estatua de Anubis me guiño el ojo. - suerte niña, la tormenta de arena atravesó las ventanas, con fuerza, yo me agache en el piso siendo protegida por Khaldun, la brisa era fuerte, sentía su piel fría y su peso encima de mi, cerré los ojos fuertemente, deseando que acabara esa tormenta ..
 

recuerdos

-Khaldun no me dejes, No me dejes!, yo no te engañado dijo la joven  cayendo desplomada en el piso llorando que parecia que yo veia lo que ella hacia, el joven me miro con su ojo verde  y su ojo miel..
- tengo que hacerlo, me engañaste,-  me entere por mi propio hermano que al volver de la guerra tu te casastes con el, ¿se te olvido esa promesa que hicimos a orillas del Nilo?eramos solo  nosotros dos,-  tu fuiste la unica la primera mujer, y yo aparentemente fui tu primer hombre, Pero me engañaste.. Dijo el joven, el tenia su torso desnudo de un color delicado color tostado, su cabello negro largo  hasta los pectorales usando joyas doradas y una pechera dorada y azul  sus ojos eran los mismos que aquel hombre,  la mutación genetica estaba presente en esos ojos por algun motivo erann como  del joven actual..
- khal... dije volviendo a ver todo a mi alrededor, estaba en la tienda, tenia tiempo que no volvia a tener ese poder tenia 3 años desde el accidente despues que perdi a mi padre cuando yo intente quitarme la vida,  que no podia ver esas visiones y volvian cada vez mas desde hace unos meses incluso antes de pisar egipto los sueños recurrientes volvieron a ser mas nitidos y yo me seentia extraña y mas en este lugar..
-¿como sabes mi nombre?? Sonrio el como un gato
- yo.. ¿No me lo dijiste? Dije sonrprendida mirandolo fijamente.- puede ser, ademas es hora que recuerdes poco a poco el pasado y lo que hiciste... tu otra vida .. Lo que hiciste.. La culpa que hace que  todo cambiara... dijo el tomandome mas fuerte los brazos me senti por un momento atemorizada en su mirada se veia el odio, el resentimiento, senti  el dolor punzante en sus ojos.
- Pensar que hace mas de 2000 años un joven fue engañado por su amor de su vida, el tercero en la linea de susecion a la corona de todo el imperio en ese entonces, ella la princesa Amunet fue la encargada de llevar a la desgracia al pobre imbecil creyo en ellos, pero no todo era su culpa... todos se dieron cuenta del error luego que el estuvo ya muerto, todo fue planeado por su hermano mayor, no por el poder si no por quedarse con la princesa pero ella lo sabia, lo sabia todo y participo ..
- no, fui yo.. No se de que hablas... no se de que hablas de las vidas pasadas, me das miedo.. dije forzandome para safarme de sus manos, era extraño me daba miedo
- por su culpa el fue enterrado vivo,¿ sabes lo que es que los escarabajos te saquen los ojos ? te coman vivo los gusanos la carne se te reseque encima, estar solo por semanas y no morir, todo por culpa de una mujer.rio ironicamente el
- yo no se, disculpame señor Klah me esta lastimando el brazo.. El joven levanto a la chica de un solo tiron y la tiro en el sofa de espera..
- poder sentir, poder vivir, poder respirar, ya eso es dificil, todo por ... cuando se me avalanza encima logre colocarle la distancia tomandolo de los hombros, Poco a poco se me nublo la mente... era la misma vision.. Este era otra estaba con un chico de cabeza calva y ojos delineados  lo conocia de mis sueños, vestia una tunica dorada en una cama grande..
- ya veo mi querida amunet, no quieres entregarte a mi, porque ya con mi hermanito tenias lo que se dice pacto de amor? ya sabes que el creyo que lo engañaste, desde que me vio la otra noche entrar en tu cuarto, no veo porque te resiste. Dice el riendose
- me resistire todas las noches que sean posibles dias o años, eres un ser malvadoo dijo la chica mientras lo escupia la cara, el se limpio y le dio una cachetada senti el dolor ader en mi mejilla
- tu seras mia hoy, ya no lo soporto nos casamos hace dos semanas y no me has tocado , ya el esta muerto desde hace meses no veo porque le guardas respeto si para el fuiste tu quien lo denuncio como traidor.. Dijo el hombre mientras le rompia el vestido a la joven, la tomaba de su cabello y la sacudia en la cama.
- con que tu le  hiciste creer eso, con razon la ultima noche el me dijo todo eso, no era porque lo creia que era verdad  si no que habia sido envenenado por un corazon negro y  envidioso, veo que eres la basura que siempre pense que eras, eres una basura despreciable  eres... dijo la chica con desprecio..
- calmate preciosa, dijo mientras se alistaba para estar con la muchacha mientras le pasaba la lengua por su cuerpo,
- podras tener mi cuerpo las veces que quieras pero jamas tendras mi corazon ni mi alma dijo la chica gritando, sentia internamente el asco de ese momento la lengua humeda , le clavo una horquilla dorada en el cuello al hombre..
- desgraciada dijo el mientras la golpeaba y ella reia, el le apreto el cuello a la chica  hasta dejarle sin aire ella cada vez le enterraba mas la orquilla en el cuello .. - por fin.. Dijo ella sonriendole con odio, poco a poco su vida se fue de sus manos hasta morir sin aire y el no llego a ir a la entrada para morir.- que fue eso? dijo el joven mirandome
- yo, tu lo viste? pregunte asombrada- lo vi, amunet ella, ella estaba aqui.. Ella .. Dijo el asombrado.
- Veo que la jovencita tiene el poder de la clarividencia es una adivina, es obvio con los dones de los dioses, las almas inocentes al renacer son dotados para encontrar la solucion de sus problemas, pero en este caso fue expectacular pensar que mis amigos no hacian esto tan espectacular pero yo me luci contigo pequeña, pense que solo habia sido una pizca pero en verdad dijo una voz grave riendose ..
- la.. La.. Estatua hablo? dije preocupada... - esta moviendose yo...
- no te vayas a desmayar, el no es una estatua.. Es.. Dijo el chico
- soy el dios Anubis, y el es mi sirviente hasta que consiga aclarar su pasado que sera libre para ti Soy el Rey supremo Dios de Dioses Anubis, dijo la estatua de forma arrogante.- la es..Ta..Tua, es Arrogante.. Esta hablando yo.. Dijo perdiendo el conocimiento mientras todo se me nublaba a mi alrededor.
- despierta niña, despierta,  me decia el sacudiendome para entrar en conocimiento mientras me acariciaba
La cosa mas  rara en este sitio eres tu, amunet o Vanessa, tu llegaste aca por esa razon tu tienes que liberarme de esa maldicion, lo que te dije era verdad estar enterrado vivo por  dia semanas,   creo que fueron mas fue Anubis que me salvo todo por el deseo de venganza que me mantuvo vivo pero mirame, solo soy un pedazo de carne podrida yo,
- tu.. Tu... las visiones todo.. Los sueños.. Dije asustada, habia soñado todo esto era..
- es verdad, son los recuerdos de tu vida pasada, yo soy parte de esos recuerdos.. Dijo el tomando mi mano
- alejate.. Dije mientras corria hacia la pared, agarre un gancho y lo utilize de arma. - por culpa de todo eso fui varias temporadas al psiquiatra decian que estab loca hasta que aprendi a no  debia decir lo que ocurria en mis sueños, las visiones ver el pasado de la gente todo estaba en mi mente, pero yo..
- si sabemos que es verdad, es verdad lo que sueñas o tienes tus visiones, deja de ser tan pesimista y entiendelo de una vez, nuestro destino tragico fue escrito, y por fin te encontre, me he mantenido buscandote... la magia es lo que me mantiene vivo en mi rostro,, pero ...
- no tienes pulso, dije mirandolo el asintio, - ni pulso ni calor, soy simplemente un cadaver que espera ser liberado de este turbado sueño, solo tu puedes hacerlo...
- yo, ahora siento como si fuera verdad todo esto,lo entiendo todo encaja yo...
-amunet... tu siempre estuviste despierta no cambiaste nada, solo nacistes un milenio demas...
-Khaldun, yo.. Entiendo te liberare... dije sonrojada, lo mire y le di un beso en los labios, se sentian frios, era extraño.. - si miras mi cuerpo te dara temor, dijo el alejandose, yo le desabotone la ropa, le quite los guantes su cuerpo era el de una momia, lo bese delicadamente, - este es nuestra despedida, lo siento que murieras por mi culpa yo..

- tranquila... dijo el sonriendo, gracias por liberarme.. - lo abrazo lentamente y lo vuelvo a besar lentamente, - poco a poco me acuerdo de ese sentimiento, -Khaldun... te extrañare.. La habitacion se lleno de luz y la estatua de anubis me guiño el ojo.. - suerte niña, la tormenta de arena atreveso las ventanas, con fuerza , yo me agache en el piso siendo protegida por Khaldun... 

27 sept. 2016

arena y tormenta.

- ¿continua aun la tormenta de arena? pregunte preocupada, el chico se fue de sus pensamientos y volvió, no, parece más bien empeorar, contestó el rápidamente.
-¿ y mi barco se lo habrá llevado la corriente? no lo quiero perder no quiero quedarme atrapada en este lugar – pregunté asustada, quedarme en un sitio olvidado por el google maps inclusive Natgeo podía realizar una serie en este lugar.
- ¿que tiene de malo este lugar? pareciera más bien como tu verdadero hogar - dijo el mientras se iba a su mostrador en solo 3 pasos, por lo estrecho que era.
- nada, pero yo tengo mi vida hecha en México, aunque decidí dejar de estar allí para buscar nuevas cosas, escalar, ir a la nieve, conocer cosas nuevas misteriosas , sería extraño lo único que tengo practicamente es ese Barco y me da temor perderlo dije mientras revisaba en mi bolso y sacaba los billetes señalados en la etiqueta.
- quedatelo, cortesía de la casa por el accidente con los escarabajos, ademas ese vestido es hecho para ti, dijo él sonriendo yo me sonroje.. - una pregunta.. Ese maquillaje es de tu personaje?
- ¿personaje? pregunto el chico
- si, personaje de un dios arabe o algo así dije sonriéndole detallando, parecía maquillado con arcilla roja
-¿ como me ves tu a mi? preguntó el con curiosidad
- que pregunta tan rara, pero bueno... te veo, con un delineado azul celeste y tu rostro color terracota, pareces esas estatuas que vi en los souvenir dije sonriéndole mientras miraba las estatuillas del mostrador, el dios esta con nosotros. Dije en susurros leyendo era prácticamente raya raya águila jeroglíficos antiguos - ya veo.. Dijo el, y ese nombre que dijiste... porque lo dijiste dijo el sonriendo, el se habia percatado de que podía leer esa estatuilla pero no pregunto solo su rostro se mostró curioso ante ese hecho.
- yo.. No se la verdad Khaldun me suena muy no se, ese lo debí haber escuchado en algún sueño loco.. Debe ser algun negocio de este lugar o alguien que me he cruzado durante este viaje dije sonriendo
- ya veo señorita, dijo mientras me sonría rápidamente como un fingido o una mueca
- lo siento por ser descortés mi nombre es Vanessa, dije sonrojada extendiendo la mano para estrecharla ..
- ya veo Va-nessa pero no tienes cara de Va-nessa dijo el mientras me miraba la mano,yo la guarde debe ser costumbres de no estrecharla
- de que tengo cara entonces? pregunte curiosa..- De princesa.. Dijo el sonriendo, me sonroje poco a poco pude ver que sus rasgos cambiaban, me acerqué para acariciarle el rostro y el se aparto, yo fui y lo toque.. Por un momento todo cambio a mi alrededor

23 sept. 2016

escarabajos- la tienda de kaldhun

- son animales sagrados, más bien deberías comer uno eso ayuda a tu fertilidad, -dijo el mientras se dirigía hacia el vestidor y  las agarraba como si nada. - ves, dijo el mientras acariciaba a algunos.
- apartarlos de mi, apartalos... no soporto las cosas que se arrastran y ... dije asustada mientras me montaba en el mostrador, al menos era de madera, el sonrió de forma picara... ellos son buenos en Egipto porque  ellos son nuestros protectores, si los mato seria como condenarme al infierno más de lo que estoy, miralos son inofensivos, dijo mientras lo mostraba - en nuestras tumbas los colocan uno dentro de nuestro corazón claro, en joyas¿ entiendes? yo asentí - algunos  ellos eran los que abrían las puertas para ver si nosotros éramos dignos, eran nuestro pasaporte al cielo y la inmortalidad.. Dijo el sonriendo jugando de mano en mano con el escarabajo
- ¿y si no eras digno?... pregunte curiosa...
- terminabas trabajando en una tienda de segunda mano-  dijo el sonriendo, mire poco a poco su rostro, era pintado cada vez mas parecía una especie de pintura color terracota con delineado azul, cada vez cambiaba más las veces que lo detallaba , unos golpes azotaron las ventanas
¡veo que no podrás salir,-  dijo el asomándose detrás de las cortinas de una de las ventanas, hay una tormenta de arena,- dijo el sonriendo mire donde estaban los escarabajos y donde debía estar mi ropa.¿donde están?¿a donde fue mi ropa?... no la tengo, estoy… demonios, dije apenada buscando como taparme, el se dirigió hacia mi y coloco sus manos en mi cintura, miré fijamente sus ojos- tu... dije mientras tomaba su rostro, el se aparto yo me sonroje y - Khaldun... dije mientras la palabra me salia de nada.. El me miro sorprendido..
- lo siento,  no se lo que dije.. Dije apenada evitando mirarlo a los ojos  el me bajo del vestidor, - será mejor que uses el vestido la verdad, lo siento creo que los escarabajos se comieron tu ropa dijo el apenado.. - esta bien.. Señor.. Mire estaba en ropa interior frente a el un sentimiento de vergüenza me poseyó, tenia la cara roja como un tomate.
- no te aavergüences, no serias la primera mujer que mis ojos ven desnuda.. Dijo el sonriendo yo me fui apenada corriendo al vestidor...
quien iba a pensar que esa chica dijera el nombre del vendedor, un nombre que había sido sepultado con el en su pasado,Khaldun,el inmortal su nombre significaba bien lo que era, un ser inmortal maldito por otros pero que el perdón de los dioses le habían dado otra oportunidad, esa mujer con ese lunar en su muslo, era el mismo lunar de su amada, pensar que no había visto una silueta femenina por tanto tiempo lo hacía enloquecer, la voz aterciopelada de la joven, su piel rosada que el calor traspasaba los guantes, era lo que el no podía controlar, ya todo el cielo sabía quién era la joven, inclusive los escarabajos guardianes de los muertos habían despertado, Anubis miraba a un lado

- ¿es así como se debe tener el corazón latiendo o es un reflejo? había olvidado como era esto, le dijo a la estatua.. - oh amunet, mi  misteriosa doncella como la diosa que lleva tu nombre mirando el hombre a la chica corriendo evitando los posibles escarabajos entro y se puso rápidamente el traje salio del vestidor con su largo cabello batiéndose cuando caminaba como el trigo florecido o como las dunas del desierto y su vestido que se le amoldaba a su silueta, ese vestido quedaba perfecto sin ropa interior, como se acostumbraba a usar en el antiguo egipto, pero si le decía eso a la chica su rostro se volvería tan rojo como sus labios, la joven era diferente a como había sido recordada, claro sus rasgos principales habían cambiados inclusive en su modo de ser, inocente y pura pero esos cabellos que fueron negros hoy eran dorados y largos y ese hermoso lunar que siempre tuvo que pudo ver en los momentos mas íntimos . 

22 sept. 2016

la tienda de Kaldhun

Vanessa  se había quedado plasmada que no pudo darse cuenta que la mujer se había ido a la caja a pagar y ya se quedaba sola en la tienda, se sacudió volviendo a la realidad y miro el perchero de descuentos, habían cosas y colores que ella no se había fijado,era como magia.  saco de el un vestido blanco largo de una sola manga era hermoso parecía un vestido griego o romano o inclusive como vestian las mujeres en los  jeroglíficos
- wow, que hermoso- me comente en mi mente.
- es un vestido inspirado en el traje de nuestras faraonas y princesas dijo el joven, lo mire a través del espejo su rostro no lucía tan rojo, su cabello largo era más negro podía verlo como si tuviera una especie de maquillaje, quería girar la cabeza para verlo pero no podía era algo que no me lo permitia.
 fui al vestidor con el traje en la mano, era una puerta  blanca, entre y mire la alfombra color morada y un gran espejo desde el piso, mire mi reflejo y dispuse a desvestirme, bueno mi ropa interior fucsia era un pequeño toque divertido para mi al mirarme en el espejo  mire me iba a morir de la risa, se notaba a través de la tela lo fucsia.
- ¿puedes salir? dijo el joven que se encontraba detrás del mostrador, me parecía extraño capaz creería que necesitaría otra opinión... salí luciendo el vestido blanco torpemente intentando de no tropezar.
- te faltan las joyas correspondientes y te verías como la descendiente de Nefertiti... - dijo el sonriéndome algo me hacia no poder mirarle el rostro,tenía la vista clavada en sus ojos...
- ella era la reina más hermosa de todo Egipto, y yo a duras penas puedo caminar con tacones dije sonriéndole sonrojada... me mire en el espejo principal, hacía años que tenía este tipo de visiones usando esta clase de vestidos blancos, era algo que me remontaba a mis presuntas raíces o fantasías de primaria, el primer momento que yo  llegue a este lugar sentí el olor tan familiar más que el propio  de mi hogar luego de un largo viaje lejos de ella, el desierto, la salistre, todo era tan familiar; sentí una brisa fría que pasaba a través de la tela delgada de mi vestido y mire al Anibus, me pareció verlo pestañear pero era parte de mi imaginación
- ¿te llevarás el vestido? está al descuento del 100% y parece hecho para ti, dijo el chico sonriendo  yo me sonroje completamente.
- será tendría un recuerdo de este lugar, aunque nunca he usado un vestido de esta forma, no se donde lo usaría dije mirándome extraña en el espejo
- si lo has hecho, solo que no recuerdas,- agregó el-  y ademas lo puedes usar para cualquier ocasión, las descendientes de Nefertiti pueden darse ese lujo dijo el chico sonriendo yo me sonroje mas  y me fui a cambiar rápidamente intentando no tropezar con el ruedo , al entrar me saque el vestido, quedando en una panty color fucsia de encajes, y un top sin tirantes del mismo color, siempre tuve un cuerpo digamos normal no era algo que despertaba pasiones, pero había una marca en mi cadera y otra al lado de mi abdomen que era otra cosa tenía la forma circular de color rojo, siempre estuve intrigada sobre esa marca pensando que era un cáncer ya que tenía el tamaño de una moneda, pero simplemente era una marca un lunar, al momento de agarrar mi pantalón cayó algo de el color negro,lo vi moverse rápidamente.
-¡ demonios!, ¡demonios!, dije asustada  mirando el escarabajo, luego otro, al mirar mi blusa estaba llena de escarabajos enormes de color verde esmeralda, grite de manera escalofriantes, saliendo corriendo del vestidor sin aun vestirme.

-¡ayuda! todo está lleno de escarabajos - dije gritando asustada mientras corría hacia el mostrador, veía como cientos escarabajos salían del vestidor, -¡ mátalos!, gritaba en verdad bastante agudo con pavor, el dependiente sonrió de oreja a oreja.

21 sept. 2016

continuacion de la tienda

-¿que hay de bueno en este lugar? yo la observe callada y el dependiente señaló hacia un rincón, yo mire y lo que veían eran colores llamativos, plásticos entre otras telas extintas desde 1980 - AL 100% descuento, lo podía leer claramente parecía latín o no sabría que decir que era, que extraño cada cosa en este sitio era extraña, la joven fue y yo me acerque disimulada, al 100% wow valía la pena ver si podía conseguir un tesoro.
- la joven miraba la ropa yo fui a su lado, intento curiosear también.
-¿Turista? pregunto la chica en un acento marcado sureño de Montana o del sur,  su voz era un poco suave pero a la vez seductora podía sentir la mirada clavada del vendedor mirando a la mujer quien no con ese look.
- si, de México ¿y tu? dije mirándola fijamente  - de Las Vegas, vinimos hace unas semanas... mi esposo quería unas vacaciones paradisíacas pero yo me quería quedar en el Hotel y terminamos en este lugar de mala muerte, con todo hecho de arcilla, pobreza  y tormentas de arena viendo cualquier porquería de arena y momias dijo la mujer, mientras miraba unos trajes de los mas horribles...
- demonios no hay nada bueno en esta basura, dijo ella sacando de la percha un vestido color rojo, y se lo fue a medir, yo mire uno de encajes en forma de corazón amarillo, demonios esto en verdad si era feo me dije, mientras miraba por el espejo, al alzar la mirada por el espejo vi al dependiente soltando una sonrisa yo lo mire y le sonríe de forma cortés, el se quito los lentes oscuros por lo que me sorprendí y volver a ver lo que hacia  solo veía cada ropa horrenda por montón en ese rincón de descuentos, la chica salio luciendo el vestido que parecía hecho de plástico rojo abierto en el estómago..- me lo llevo dijo ella, tengo ya mi disfraz de halloween dijo ella riéndose yo la mire por el rabillo del ojo, el poder del dinero y el mal gusto sureño, susurre el vendedor soltó una risilla me había escuchado acaso? me sacudí la cabeza para evitar pensar eso.

se fue al vestidor a cambiarse volví  a mirar por el espejo, miré la estatua, estaba en otro sitio mas cerca de mi, lo cual me hizo sentir un escalofríos, sus ojos brillaban y mire al dependiente, me seguía mirando con sus ojos demoníacos se  puede decir porque al  fijarme en sus ojos, eran hermosos, eran hipnotizantes de un color miel pero no como los mios, si que incluso poseía otro de un color verde, me llenaban de un sentimiento melancólico, hacia se puede decir un largo tiempo atrás con solo mirar a los ojos a una persona podía teletrasportarme a el pasado al presente, pero ya no podía lo había perdido ese poder durante un accidente al chocar el carro intentando olvidarme de todo , mi psicólogo había dicho que era que sufría de mucha imaginacion, pero al ver esos hermosos ojos sentía el gran deseo de volver a poder tener ese don solo para ver el pasado de esos ojos.

18 sept. 2016

la tienda de khaldun


Todas las historias empiezan de la misma forma así que esta será igual, era vez una tienda o bazar llamada Anubis donde una turista llegó por casualidad de la vida ella venía de América, este viaje significaba para ella encontrarse consigo misma, eran esos viajes donde te desaparecías durante un año, igual estaba sola y no había a quien decir era el viaje soñado, viajar por todo el mar mediterráneo pasando por lugares característicos, hasta llegar a egipto, ella se llamaba Vanessa con su larga cabellera dorada y ojos color trigo , con su piel rosada por sus largos bronceados encima de su barco herencia que le había dejado su padre, una pequeña casa bote en donde había pasado parte de su adolescencia pescando y navegando con su padre, donde ella dispuso su año para visitar y navegar por el mundo creando memorias para tratar de olvidar que hacía dos años su padre había muerto,conociendo lugares nuevos, diferentes pasando por el Orinoco, el río Amazonas, el Mississippi incluido el Nilo, sin tener temor alguno de bandidos o de piratas ya ella no le temía a lo que podía pasar ella no sentía temor por esas cosas, lo único que le daba pánico era los insectos ya que era algo que no podía disparar, tenía dos armas y con eso ella pensaba sentirse protegida mientras pudiera disparar.

Ella era una chica se puede decir que algo especial su estilo era tener el cabello largo descuidado usar short rasgados y camisetas frescas, era sencilla de corazón puro, en Egipto ella curioseo cada rincón que había, perdiéndose algunas veces entre laberintos de calles y mercadillos buscando cosas nuevas, cosas que le hacían sentirse con un sentimiento encontrado que no podía describir , ese dia ella terminó parando en un pequeño mercadillo de pulgas turisteando, se había dado cuenta que la semana que le bastó podía entender el idioma local y desenvolverse como ninguna otra luego que incluso a veces era confundida por algunos turistas por una guia, pasar su día deleitándose probando datiles, licores, manjares escuchando música folklórica, en esos paseos se pudo fijar en una tiendilla con letras extrañas que ella si entendía lo que decía Anubis en color dorado , una fachada destruida y aparentemente no vendía nada pero al entrar el olor a mandarina y canela inundaba el local, las paredes tapizadas con cortinas moradas y fucsia con grandes espejos y bastantes estantes de ropa no había nadie comprando solo al fondo el mostrador y el dependiente y a su lado una estatua dorada, y para su sorpresa o ironía era Anubis, media 1,90 o 2 metros por su cabeza, su torso desnudo y una lanza en su mano, la joven se sintió sorprendida y completamente fascinada, y detrás del mostrador había una especie de silueta no definida, un joven con cabello largo y negro rostro pintado de rojo y lentes un suéter verde y unos guantes, lo que más le sorprendió estaban casi en 38 grados ella usaba camiseta de tirantes y pantalones cortos y lo que más deseaba era quedarse en ropa interior, y se extraño joven usando esa ropa sin ni siquiera mostrar un rastro de calor, era que el lugar era fresco pero no tanto para usar tales ropas, en el momento que ella decidió poner un pie adentro del lugar la curiosidad la gano mas, camino por el lugar buscando algo que le llamara la atención sintiendo la penetrante mirada del vendedor.
luego entró otra turista, esa si era diferente a Vanessa, su pelo largo negro hasta las caderas liso y sin atarlo, con grandes pechos y piel tostada por el sol batiendo su sensualidad por el lugar llego a la caja y le dijo al joven muy discretamente.