22 sept. 2016

la tienda de Kaldhun

Vanessa  se había quedado plasmada que no pudo darse cuenta que la mujer se había ido a la caja a pagar y ya se quedaba sola en la tienda, se sacudió volviendo a la realidad y miro el perchero de descuentos, habían cosas y colores que ella no se había fijado,era como magia.  saco de el un vestido blanco largo de una sola manga era hermoso parecía un vestido griego o romano o inclusive como vestian las mujeres en los  jeroglíficos
- wow, que hermoso- me comente en mi mente.
- es un vestido inspirado en el traje de nuestras faraonas y princesas dijo el joven, lo mire a través del espejo su rostro no lucía tan rojo, su cabello largo era más negro podía verlo como si tuviera una especie de maquillaje, quería girar la cabeza para verlo pero no podía era algo que no me lo permitia.
 fui al vestidor con el traje en la mano, era una puerta  blanca, entre y mire la alfombra color morada y un gran espejo desde el piso, mire mi reflejo y dispuse a desvestirme, bueno mi ropa interior fucsia era un pequeño toque divertido para mi al mirarme en el espejo  mire me iba a morir de la risa, se notaba a través de la tela lo fucsia.
- ¿puedes salir? dijo el joven que se encontraba detrás del mostrador, me parecía extraño capaz creería que necesitaría otra opinión... salí luciendo el vestido blanco torpemente intentando de no tropezar.
- te faltan las joyas correspondientes y te verías como la descendiente de Nefertiti... - dijo el sonriéndome algo me hacia no poder mirarle el rostro,tenía la vista clavada en sus ojos...
- ella era la reina más hermosa de todo Egipto, y yo a duras penas puedo caminar con tacones dije sonriéndole sonrojada... me mire en el espejo principal, hacía años que tenía este tipo de visiones usando esta clase de vestidos blancos, era algo que me remontaba a mis presuntas raíces o fantasías de primaria, el primer momento que yo  llegue a este lugar sentí el olor tan familiar más que el propio  de mi hogar luego de un largo viaje lejos de ella, el desierto, la salistre, todo era tan familiar; sentí una brisa fría que pasaba a través de la tela delgada de mi vestido y mire al Anibus, me pareció verlo pestañear pero era parte de mi imaginación
- ¿te llevarás el vestido? está al descuento del 100% y parece hecho para ti, dijo el chico sonriendo  yo me sonroje completamente.
- será tendría un recuerdo de este lugar, aunque nunca he usado un vestido de esta forma, no se donde lo usaría dije mirándome extraña en el espejo
- si lo has hecho, solo que no recuerdas,- agregó el-  y ademas lo puedes usar para cualquier ocasión, las descendientes de Nefertiti pueden darse ese lujo dijo el chico sonriendo yo me sonroje mas  y me fui a cambiar rápidamente intentando no tropezar con el ruedo , al entrar me saque el vestido, quedando en una panty color fucsia de encajes, y un top sin tirantes del mismo color, siempre tuve un cuerpo digamos normal no era algo que despertaba pasiones, pero había una marca en mi cadera y otra al lado de mi abdomen que era otra cosa tenía la forma circular de color rojo, siempre estuve intrigada sobre esa marca pensando que era un cáncer ya que tenía el tamaño de una moneda, pero simplemente era una marca un lunar, al momento de agarrar mi pantalón cayó algo de el color negro,lo vi moverse rápidamente.
-¡ demonios!, ¡demonios!, dije asustada  mirando el escarabajo, luego otro, al mirar mi blusa estaba llena de escarabajos enormes de color verde esmeralda, grite de manera escalofriantes, saliendo corriendo del vestidor sin aun vestirme.

-¡ayuda! todo está lleno de escarabajos - dije gritando asustada mientras corría hacia el mostrador, veía como cientos escarabajos salían del vestidor, -¡ mátalos!, gritaba en verdad bastante agudo con pavor, el dependiente sonrió de oreja a oreja.

No hay comentarios: