23 sept. 2016

escarabajos- la tienda de kaldhun

- son animales sagrados, más bien deberías comer uno eso ayuda a tu fertilidad, -dijo el mientras se dirigía hacia el vestidor y  las agarraba como si nada. - ves, dijo el mientras acariciaba a algunos.
- apartarlos de mi, apartalos... no soporto las cosas que se arrastran y ... dije asustada mientras me montaba en el mostrador, al menos era de madera, el sonrió de forma picara... ellos son buenos en Egipto porque  ellos son nuestros protectores, si los mato seria como condenarme al infierno más de lo que estoy, miralos son inofensivos, dijo mientras lo mostraba - en nuestras tumbas los colocan uno dentro de nuestro corazón claro, en joyas¿ entiendes? yo asentí - algunos  ellos eran los que abrían las puertas para ver si nosotros éramos dignos, eran nuestro pasaporte al cielo y la inmortalidad.. Dijo el sonriendo jugando de mano en mano con el escarabajo
- ¿y si no eras digno?... pregunte curiosa...
- terminabas trabajando en una tienda de segunda mano-  dijo el sonriendo, mire poco a poco su rostro, era pintado cada vez mas parecía una especie de pintura color terracota con delineado azul, cada vez cambiaba más las veces que lo detallaba , unos golpes azotaron las ventanas
¡veo que no podrás salir,-  dijo el asomándose detrás de las cortinas de una de las ventanas, hay una tormenta de arena,- dijo el sonriendo mire donde estaban los escarabajos y donde debía estar mi ropa.¿donde están?¿a donde fue mi ropa?... no la tengo, estoy… demonios, dije apenada buscando como taparme, el se dirigió hacia mi y coloco sus manos en mi cintura, miré fijamente sus ojos- tu... dije mientras tomaba su rostro, el se aparto yo me sonroje y - Khaldun... dije mientras la palabra me salia de nada.. El me miro sorprendido..
- lo siento,  no se lo que dije.. Dije apenada evitando mirarlo a los ojos  el me bajo del vestidor, - será mejor que uses el vestido la verdad, lo siento creo que los escarabajos se comieron tu ropa dijo el apenado.. - esta bien.. Señor.. Mire estaba en ropa interior frente a el un sentimiento de vergüenza me poseyó, tenia la cara roja como un tomate.
- no te aavergüences, no serias la primera mujer que mis ojos ven desnuda.. Dijo el sonriendo yo me fui apenada corriendo al vestidor...
quien iba a pensar que esa chica dijera el nombre del vendedor, un nombre que había sido sepultado con el en su pasado,Khaldun,el inmortal su nombre significaba bien lo que era, un ser inmortal maldito por otros pero que el perdón de los dioses le habían dado otra oportunidad, esa mujer con ese lunar en su muslo, era el mismo lunar de su amada, pensar que no había visto una silueta femenina por tanto tiempo lo hacía enloquecer, la voz aterciopelada de la joven, su piel rosada que el calor traspasaba los guantes, era lo que el no podía controlar, ya todo el cielo sabía quién era la joven, inclusive los escarabajos guardianes de los muertos habían despertado, Anubis miraba a un lado

- ¿es así como se debe tener el corazón latiendo o es un reflejo? había olvidado como era esto, le dijo a la estatua.. - oh amunet, mi  misteriosa doncella como la diosa que lleva tu nombre mirando el hombre a la chica corriendo evitando los posibles escarabajos entro y se puso rápidamente el traje salio del vestidor con su largo cabello batiéndose cuando caminaba como el trigo florecido o como las dunas del desierto y su vestido que se le amoldaba a su silueta, ese vestido quedaba perfecto sin ropa interior, como se acostumbraba a usar en el antiguo egipto, pero si le decía eso a la chica su rostro se volvería tan rojo como sus labios, la joven era diferente a como había sido recordada, claro sus rasgos principales habían cambiados inclusive en su modo de ser, inocente y pura pero esos cabellos que fueron negros hoy eran dorados y largos y ese hermoso lunar que siempre tuvo que pudo ver en los momentos mas íntimos . 

No hay comentarios: