21 sept. 2016

continuacion de la tienda

-¿que hay de bueno en este lugar? yo la observe callada y el dependiente señaló hacia un rincón, yo mire y lo que veían eran colores llamativos, plásticos entre otras telas extintas desde 1980 - AL 100% descuento, lo podía leer claramente parecía latín o no sabría que decir que era, que extraño cada cosa en este sitio era extraña, la joven fue y yo me acerque disimulada, al 100% wow valía la pena ver si podía conseguir un tesoro.
- la joven miraba la ropa yo fui a su lado, intento curiosear también.
-¿Turista? pregunto la chica en un acento marcado sureño de Montana o del sur,  su voz era un poco suave pero a la vez seductora podía sentir la mirada clavada del vendedor mirando a la mujer quien no con ese look.
- si, de México ¿y tu? dije mirándola fijamente  - de Las Vegas, vinimos hace unas semanas... mi esposo quería unas vacaciones paradisíacas pero yo me quería quedar en el Hotel y terminamos en este lugar de mala muerte, con todo hecho de arcilla, pobreza  y tormentas de arena viendo cualquier porquería de arena y momias dijo la mujer, mientras miraba unos trajes de los mas horribles...
- demonios no hay nada bueno en esta basura, dijo ella sacando de la percha un vestido color rojo, y se lo fue a medir, yo mire uno de encajes en forma de corazón amarillo, demonios esto en verdad si era feo me dije, mientras miraba por el espejo, al alzar la mirada por el espejo vi al dependiente soltando una sonrisa yo lo mire y le sonríe de forma cortés, el se quito los lentes oscuros por lo que me sorprendí y volver a ver lo que hacia  solo veía cada ropa horrenda por montón en ese rincón de descuentos, la chica salio luciendo el vestido que parecía hecho de plástico rojo abierto en el estómago..- me lo llevo dijo ella, tengo ya mi disfraz de halloween dijo ella riéndose yo la mire por el rabillo del ojo, el poder del dinero y el mal gusto sureño, susurre el vendedor soltó una risilla me había escuchado acaso? me sacudí la cabeza para evitar pensar eso.

se fue al vestidor a cambiarse volví  a mirar por el espejo, miré la estatua, estaba en otro sitio mas cerca de mi, lo cual me hizo sentir un escalofríos, sus ojos brillaban y mire al dependiente, me seguía mirando con sus ojos demoníacos se  puede decir porque al  fijarme en sus ojos, eran hermosos, eran hipnotizantes de un color miel pero no como los mios, si que incluso poseía otro de un color verde, me llenaban de un sentimiento melancólico, hacia se puede decir un largo tiempo atrás con solo mirar a los ojos a una persona podía teletrasportarme a el pasado al presente, pero ya no podía lo había perdido ese poder durante un accidente al chocar el carro intentando olvidarme de todo , mi psicólogo había dicho que era que sufría de mucha imaginacion, pero al ver esos hermosos ojos sentía el gran deseo de volver a poder tener ese don solo para ver el pasado de esos ojos.

No hay comentarios: