25 feb. 2015

en la busqueda

todos decidimos ir a buscar a la asesina, ya habian pasado algunas horas, caminamos todos en silencio hacia la carreta entramos y nadie dijo nada teniamos que ir a la ciudad oscura. ya teniamos casi 1 dia rodando.un dia pero no de los humanos de la nada el sol oscurecio y dejo la luna a nuestra merced, bruno quedo dormido por el cansancio y yo solo miraba al cielo, la luna que tanto me parecia reconfortante hacia un frio incluso para mi, pobre bruno... el tenia frio tanto incluso todos le colocamos nuestros abrigos nadie podia abrazarlo para darle calor, todos eramos muy frios para su cuerpo..
- deberiamos ir a un sitio fijo, debemos prender fuego o si no puede morir de hipotermia. dije preocupada al verlo casi azul.
- pero que ocurre? dijo robert deteniendo la carreta  gilbert se volteo
- que tiene? dijo el preocupado-
- esta muy frio,  creo que esta muriendo, no lo se... debemos deneterlos, gilbert giro los ojos aunque estaba muy preocupado no sabia como reaccionar nos detuvimos en la parte frondosa, preparamos una fogata y lo acostamos cerca de ella.
- dale agua tibia. dijo zack mientras colocaba agua en una cacerola, toma dijo el. mientras tomaba la temperatura, yo lo mire a el estaba tambien preocupado. me acerco la taza, yo le moje los labios primero..
- deberiamos de darle  whisky.. dijo Enrique sonriendo picaramente
- estas loco? pregunte asombrada.
- cuando estabamos en invierno en rusia te acuerdas? mi padre nos llevo de caceria con un grupo y hubo frio y tuvimos que tomar whisky porque si no terminaba en un cubo sin dedos, dijo enrique.
- no lo matara, dijo Zack mientras traia una botella de whisky pequeña y me lo daba yo lo mire, puse la botella en sus labios, no lo iba a ahogar- que hacia, decidi untar mis dedos en el y pasarlo por sus labios, el lo empezaba a probar y a hacer muecas desperto un poco yo le di un pequeño trago y el lo tomo, poco a poco se deslizaba por su mejilla y yo lo limpiaba, termino de beber casi media botella y me miro con los ojos algos inquietos y las mejillas enrojecidas por haber bebido tanto poco a poco su cuerpo empezo a entrar un poco de calor,  le di mas hasta acabar la botella mientras yo lo acariciaba su cabello poco a poco se acomodo en mis piernas abrazandome mientras miraba al cielo estrellado,
- me quieres? pregunto el mientras su mano buscaba mi rostro algo distante yo tome sus dedos con mi mano y lo lleve a mi boca dandole un beso en cada dedo.el sonrio
- dime, dijo el algo lento mientras sonria el se inclino hacia arriba mientras cerraba los ojos, parecia un beso, pero porque no me quitaba, era algo extraño, lo extrañaba, interrogantes en mi mente se acumulaban
- ¿a quien yo amaba?, y vicent? a el lo queria, pero a Bruno sentia un vinculo especial, el coloco su quijada en mi hombro y susurrando casi a mi oido dijo vgamente
- te amo, en verdad... - pausa- desde el primer momento que te vi dijo el sonrojado, por decirlo y por el alcohol
- no tiene tolerancia al licor, no es un buen hombre- dijo enrique riendose, lo fulmine con la mirada y el se alejo, senti a bruno mas pesado lo aparte y pude verlo durmiendo casi roncando y yo lo mire sonriendo,
- yo tambien, me has traído alegria  ganas de vivir dije sonriendole mientras lo cargaba hacia la carreta.
- tenemos que continuar dijo gilbert mientras lo tomaba de mis brazos y lo montaba, si no jamas llegaremos a nuestro destino. dijo el sonriendo todos asentimos y seguimos

La extraño dije mientras me apoyaba en Zack...
- yo tambien pequeña, ya somos menos, espero que todo este sacrificio valga la pena.
- libertad, libertad para todos nosotros y sobretodo para el futuro. dijo enrique sonriendo
- odio haberlos tenido que traer atados a esto, todo es mi culpa. dije triste
- no digas eso, familia es familia dijo sonriendome zack.. veia la tristeza en sus ojos, cada uno tenia esa tristeza en nuestra mirada incluso la luna estaba triste.

rodamos y rodamos por el camino, poco a poco el camino se vio una especie de desierto, una escala de grises y arboles secos..
- entramos, estamos en la cueva del lobo.. dijo gilbert mientras se detenia a observar el desolado paisaje, donde los  lamentos eran partes del viento, donde todo iba a finalizar.

No hay comentarios: